El gobierno estatal y municipal arrancaron con las obras de modernización en la Calzada Ignacio Zaragoza ubicada en la zona del estadio Cuauhtémoc, con una inversión bipartita de 81 millones 406 mil 410 pesos con a cual se construirá una vialidad de 3.8 kilómetros beneficiando a un millón 539 mil 819 ciudadanos.

El gobernador  Rafael Moreno Valle precisó que también se contempla intervenir el Bulevar Esteban de Antuñano y están licitando para iniciar con las obras del Buvelar Hermanos Serdán, pues esperan concluir las mega-obras antes de que se realice la celebración de la Batalla del 5 de mayo el próximo año.

Asimismo, el mandatario estatal dio a conocer que con la aprobación del cambio a la Ley para los Proyectos de Prestación de Servicios  (PPS) se podrá traer más inversión privada a proyectos públicos, como lo que sucedió en el caso del Centro Integral de Servicios (CIS),  donde convergen todas las dependencias estatales especializadas en la atención de los poblanos.

Aunado a ello, el Ejecutivo detalló que este día se hará la cuarta entrega de créditos a la palabra de la mujer, además de que en los meses que lleva trabajando su administración se han afiliado más poblanos al Seguro Popular que en el sexenio pasado.  Anunció que se construirán para este año mil aulas de medios y se han destinado10 millones de pesos para capacitar a los profesores en inglés y computación, iniciativas que no se habían presentado en sexenios anteriores.

Moreno Valle dejó claro que aunque el gobierno federal ha reducido en 800 millones de pesos sus participaciones no solicitarán un préstamo debido a la deuda de nueve mil millones de pesos que dejó la gestión pasada y que tan sólo en intereses tendrán que pagar para el próximo año 400 millones de pesos.

Dijo que pese a ello continuarán ofreciendo obras de calidad a los habitantes del estado. Al respecto, el presidente municipal Eduardo Rivera Pérez señaló que con la construcción de vialidades de concreto hidráulico como estas se prolonga el tiempo de vida de las calles, ya que tienen una garantía de 20 años.

Rivera Pérez manifestó que no recaerán con el “circulo vicioso” de otros gobiernos quienes suelen bachear año con año y que esto produce un gasto de hasta 300 millones de pesos que podrían ser utilizados en más obras de concreto hidráulico.