Usualmente los humanos no hacemos ejercicio por flojera, siempre inventamos falta de tiempo, falta de presupuesto para pagar un gimnasio, pero realmente tenemos falta de compromiso.
 
Existen miles de tutoriales en internet que te muestran cómo es que puedes ponerte en forma desde la comodidad de tu casa, incluso con ello, siguen existiendo excusas para no hacerlo.
 
Si lo que te falta es equipo, bastará con que tengas un sobrino, primo o hermano pequeño con el peso suficiente que te ayude a tonificar tus músculos.
 
Este video es la viva prueba de que no necesitas un gimnasio para estar en forma e incluso, desde casa lograrás mejores resultados.