En este gobierno no tiene cabida la improvisación, advirtió el Gobernador Rafael Moreno Valle.

Las obras que están en marcha y habrán de inaugurarse antes del 5 de Mayo de 2012, son una prueba de que la transformación de Puebla sigue un proceso bien planeado, añadió.

Moreno  Valle reiteró: “Nosotros tenemos un proyecto de gran visión, de largo alcance, un proyecto de largo plazo, pero que tiene acciones muy concretas y medibles, en el corto y en el mediano plazos.

Refirió que obras en proceso como el CRIT, el Viaducto Zaragoza, el Paseo del Río Atoyac, rescate de La Constancia, saneamiento de los ríos Atoyac y Alseseca, el hospital de Tecamachalco, o proyectos para el Metrobús, la carretera Cuapiaxtla-Cuacnopalan, entre otros, cumplen con este objetivo.

Rafael Moreno Valle subrayó: “estamos proyectando desde ahora, todo el sexenio, pero sin improvisar y hasta ahora se están alcanzando las metas proyectadas”.

Son obras sin duda de alto impacto que van a dejar huella entre la ciudadanía, porque le cambia el rosto a la capital, al estado y a la manera de vivir de las familias, aseguró el Ejecutivo.

Reiteró que lo iniciado y lo que viene, son resultado de la planeación.

Moreno Valle puntualizó:” A veces los gobiernos, van actuando sin planeación y van tomando decisiones sobre la marcha. Nosotros no. Cada paso está programado, sustentado, para tener el impacto esperado por los ciudadanos para su bienestar”.