La DEA gozó de libertad en el sexenio de Calderón

Agentes de la DEA habrían negociado en secreto con miembros de los cárteles de la droga para obtener información sobre el crimen organizado durante la administración de Felipe Calderón.
06 de enero de 2014      por Jadiel Galicia        Sección Nacional La DEA gozó de libertad en el sexenio de Calderón

Durante el sexenio de Felipe Calderón, agentes de la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés) y fiscales del Departamento de Justicia norteamericano se reunieron y negociaron con miembros de los cárteles del narcotráfico con el objetivo de obtener información de las bandas delictivas, concluye una investigación realizada por el diario El Universal y publicada este lunes.

A través de documentos oficiales y judiciales de México y de Estados Unidos, el rotativo mexicano sostuvo entrevistas con varios funcionarios en activo o retirados de ambos países, detenidos, familiares de detenidos, especialistas y testigos de las negociaciones.

El artículo destaca que ninguna autoridad mexicana reportó al Congreso de la Unión estos encuentros, por lo que ninguna autoridad ha abierto alguna investigación sobre las actividades de la DEA en territorio nacional.

El Universal sostiene que el gobierno de Estados Unidos conocía y autorizó las reuniones, así como las negociaciones con miembros de cárteles mexicanos, principalmente con el de Sinaloa, liderado por Joaquín El Chapo Guzmán, con el objetivo de obtener información de sus rivales, actividades que según el diario detonaron la violencia en México.

"Fiscales de Estados Unidos como Steve Fraga, así como agentes de la DEA como Manuel Castañón, David Herrod y Carlos Mitchem, quien era asistente del director regional, se reunieron con traficantes de droga en México", indica la investigación.

Directivos de las agencias norteamericanas autorizaron que sus agentes se reunieran con miembros de los cárteles sin informar al gobierno mexicano de las acciones.

"En gran parte porque estamos ahí (México) en operación para recabar datos de inteligencia para apoyar las investigaciones en Estados Unidos. En ese sentido, he entrevistado a varios miembros de cárteles y narcotraficantes como Zambada-Niebla en México. No es como entrevistar a un fugitivo que camina en mi oficina en San Diego. En San Diego puedo arrestar al fugitivo. En México no puedo", señaló el agente de la DEA Manuel Castañón al rotativo.

Por su parte, Rusty Payne, vocero de la Agencia Antidrogas de Estados Unidos afirmó que "la DEA no hará comentario sobre estos reportes en curso. El señor (David) Gaddis no trabaja ya para la DEA".

El Universal señaló que en Colombia, la DEA obtuvo información de organizaciones rivales de Pablo Escobar, trabajando de manera cercana con la policía del país sudamericano, un trabajo que fue calificado como exitoso por parte de Myles Frechette, ex embajador de Estados Unidos en la nación sudamericana.

"Claro que este modus operandi implica una violación del derecho internacional público, además de representar más gasolina al fuego de la violencia, con violaciones al debido proceso y a derechos humanos", afirmó el ex embajador.

Las acciones de la DEA violan la convención de la Organización de las Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada, "ya que exige que toda investigación transnacional de un Estado, dentro del territorio soberano de otro Estado, siempre se sujete al marco jurídico vigente en el territorio en donde la técnicas de investigación se implementen".