Entre los diputados locales hay quienes avalan que el Ayuntamiento de Puebla haya concesionado el servicio del alumbrado público a la empresa Citelum. Uno de ellos es el panista Jesús Zaldívar Benavides, representante del distrito 1 con cabecera en la capital.

En entrevista, el legislador reconoció que con ello se disminuirán considerablemente las deficiencias que se registran en algunas colonias de la ciudad donde la falta de luminarias ha generado diversos ilícitos.

De paso defendió el concurso de licitación al grado de asegurar que fue transparente y no hubo una cargada hacia la empresa Citelum que desde el inicio de la administración municipal obtuvo por tres un contrato emergente por 6.8 millones de pesos para dar el servicio y hacer un diagnóstico de las 80 mil luminarias que hay en la ciudad.

Los tiempos de respuesta que se van a obtener con este contrato son respuestas de 48 horas en vialidades principales y hasta 96 horas en vialidades secundarias y terciarias, un mantenimiento preventivo permanente. El manejo de la información en cuanto a las luminarias será controlado por un software que nos permitirá conocer qué luminarias hay y el tipo de servicio que se le da”, detalló.

Zaldívar Benavides puntualizó que lo bueno de este contrato es que se firmó por el tiempo que durará el actual gobierno, es decir, hasta el 14 de febrero del 2014, por lo que no se heredará a la próxima administración.

La declaración de este legislador se contrapone a la de los regidores del PRI que en repetidas ocasiones y en diversos escenarios han manifestado que el presidente municipal Eduardo Rivera Pérez no quiere detallar la concesión y otros proyectos aprobados en lo que va del año.