Prensa mundial destaca muerte de Arellano Félix

Diversos medios de comunicación alrededor del mundo han destacado la muerte del líder criminal, Francisco Arellano Félix, ocurrida en Los Cabos, Baja California.
19 de octubre de 2013      por Jadiel Galicia        Sección Internacional Prensa mundial destaca muerte de Arellano Félix

La prensa nacional e internacional ha destacado la muerte de Francisco Rafael Arellano Félix, el mayor de los hermanos de la poderosa familia del crimen organizado y quien fuera uno de los líderes del Cártel de Tijuana.

Medios alemanes, como la reconocida publicación semanal Die Spiegel y el popular diario Die Welt, destacaron la caída de uno de los miembros más respetados de la familia Arellano Félix. La noticia apareció también en diarios estadounidenses como New York Daily, Huffington Post y USA Today.

Por su parte, varios periódicos europeos señalaron que el asesinato del poderoso capo pudo haber sido realizado por un payaso, quien le tomó por sorpresa. Los titulares de los diarios Lidovky  de Republica Checa , RP Online de Alemania y HLN de Bélgica destacaron las particularidades del asesinato.

Francisco Rafael Arellano Félix, uno de los reconocidos hermanos narcotraficantes e integrantes de la agrupación que por muchos años lideró el trasiego de estupefacientes al noroeste de México, murió el viernes 18 de octubre durante un ataque por arma de fuego. La información fue dada a conocer en primera instancia por medios locales alrededor de la media noche del viernes y los primeros minutos de este sábado.

El fallecimiento del ex capo ya ha sido confirmada por las autoridades de seguridad de San José del Cabo.

Hasta el momento, circulan dos versiones acerca del homicidio, presuntamente perpetrado por un sujeto disfrazado de payaso que acudió a una fiesta infantil en la que se encontraba el mayor de los Arellano, a quien disparó en la cabeza y profirió un balazo más mientras el cuerpo se encontraba en el suelo.

El hecho habría ocurrido en la zona residencial conocida como El Tule, en el extremo sur de la península de Baja California, mientras que otra versión detalla que el ataque fue realizado por dos sujetos que bajaron de un coche durante una fiesta familiar en el Hotel Marbella de Cabo San Lucas, en pleno corredor turístico.