Sin resolver origen de narcofosas en Tamaulipas

Se han extraído 61 cuerpos de ocho fosas clandestinas encontradas en el municipio de San Fernando, Tamaulipas, un territorio aterrorizado por los Zetas.
09 de abril de 2011      por Daniel Sánchez López        Sección Seguridad Sin resolver origen de narcofosas en Tamaulipas

 

El macabro descubrimiento hecho por elementos de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Tamaulipas sigue sin ser esclarecido.

El pasado jueves siete de abril, 61 cadáveres fueron exhumados de ocho fosas clandestinas donde fueron arrojados, presuntamente, por miembros de la banda de narcotraficantes conocida como Los Zetas.

El hallazgo fue resultado de la investigación que personal de la dependencia realizaba con respecto al plagio de los pasajeros de un autobús, perpetrado el pasado 25 de marzo sobre la carretera Victoria-Matamoros, a la altura del municipio de San Fernando.

Y es que en este último poblado, Los Zetas han instaurado un régimen del terror a través de múltiples y sangrientos asesinatos, torturas, extorciones y saqueo de comercios. Al ser un paso obligado para quienes buscan la frontera con los Estado Unidos, San Fernando se ha vuelto centro de numeroso crímenes en contra de quienes por ahí transitan, principalmente indocumentados centroamericanos.

Aunque los cuerpos ya fueron remitidos a las instalaciones donde se les realizan los análisis necesarios para determinar su identidad, hasta el momento no se sabe, a ciencia cierta, si pertenecen a ciudadanos mexicanos o un grupo de indocumentados que tuvieron la desgracia de ser víctimas del crimen organizado.

Se tiene esa sospecha porque fue en este mismo lugar donde, el pasado mes de agosto, fueron ejecutados 72 migrantes centroamericanos que pretendían alcanzar el sueño americano, desatando gran indignación a nivel mundial.

Afortunadamente, la Procuraduría General de la República informó este sábado que 14 elementos de los Zetas, que operaban en el norte de Tamaulipas, fueron trasladados a la Ciudad de México para ser internados en el Centro de Investigaciones Federales, mientras se integra la averiguación previa.

Se cree que estos individuos están relacionados con el secuestro y asesinado de los pasajeros del autobús interceptado en marzo y con la aparición de estas narcofosas en los límites de San Fernando y Matamoros.

Los detenidos viajaban en una camioneta clonada de la Marina en el Municipio de Méndez, Tamaulipas, y llevaban armas, 5 kilos de mariguana, reveló la Procuraduría mediante un comunicado.