Enrique Peña Nieto presenta reforma hacendaria

El mandatario mexicano presentó su iniciativa de reforma hacendaria en la residencia oficial de Los Pinos, destacando los beneficios de su propuesta y las repercusiones que tendrá en la economía mexicana.
08 de septiembre de 2013      por Sergio Noriega        Sección Nacional Enrique Peña Nieto presenta reforma hacendaria

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, presentó este domingo su proyecto de reforma hacendaria y el Presupuesto de Egresos 2014 en la residencia oficial de Los Pinos, mediante la cual pretende elevar la recaudación fiscal en el país y lograr un impacto de 2.9 por ciento sobre el Producto Interno Bruto (PIB).

El evento arrancó alrededor de las 18:10 horas locales en el salón Adolfo López Mateos, con la presencia del presidente de la Cámara de Diputados, Ricardo Anaya, y su homólogo en la Cámara de Senadores, Raúl Cervantes Andrade, así como el titular de la Secretaría de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong y los integrantes del Pacto por México, entre otros.

Ante algunos gobernadores de la República Mexicana y diversas organizaciones civiles, el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, fue el encargado de dar la bienvenida a todos los asistentes, destacando el envío de la propuesta de la reforma fiscal y el Presupuesto de Egresos 2014 al Congreso mexicano.

Por su parte, el mandatario nacional inició su discurso resaltando las virtudes de la reforma hacendaria con un enfoque social, debido a que permitirá invertir mayores recursos en la educación de las nuevas generaciones, lo que a su vez ayudará a superar los problemas de marginación y problemáticas de desarrollo que merman la calidad educativa nacional.

De la misma forma, aseguró que la reforma fiscal permitirá crear mayores empleos en la nación, trabajos que gozarán de mejores salarios, al mismo tiempo que beneficiará en materia de infraestructura, ciencia y tecnología, calificándolas como áreas determinantes para el desarrollo del país.

El titular del Ejecutivo federal anunció un programa de aceleración económica para restablecer la fortaleza de la economía mexicana, proponiendo un déficit de 0.4 por ciento en 2013 y 1.5 por ciento en 2014 para incentivar el dinamismo de los mercados en el país, asegurando que se trata de un manejo responsable de las finanzas públicas.

Uno de los puntos más aclamados del discurso presidencial, fue la no aplicación del Impuesto al Valor Agregado (IVA) a alimentos y medicinas, después de que el funcionario remarcara la necesidad de un sistema tributario más justo, donde paguen más lo que obtienen mayores ingresos y no se afecte la economía de los más pobres.

Posteriormente, el mandatario mexicano propuso la eliminación del Impuesto Empresarial a Tasa Única (IETU) y el Impuesto a los Depósitos en Efectivo (IDE), con el objetivo de incentivar el emprendedurismo y el bienestar en las finanzas de las compañías.

La reforma expuesta por el presidente Enrique Peña Nieto enunció medidas para combatir la economía informal, mediante privilegios tributarios y prestación de servicios que impulsen la incorporación de los trabajadores que se desempeñan en este tipo de actividades. Además, se disminuirán las cuotas de seguridad social para los trabajadores de menos ingresos.

Asimismo, el mandatario dijo que su propuesta gravará los productos que afectan al medio ambiente, así como las bebidas azucaradas para combatir el severo problema de obesidad infantil que golpea a México.

En torno a Petróleos Mexicanos (Pemex), el funcionario propuso un nuevo régimen fiscal para la petrolera, como una medida indispensable para subsanar las finanzas de la compañía y mejorar la competitividad.

Con la reforma hacendaria todos haremos más por el país y México hará más por todos los mexicanos, sentenció, para culminar su discurso afirmando que la iniciativa fiscal responderá a las necesidades de todos los habitantes del país.