La deuda de municipios preocupa a la SHCP

Luis Videgaray observa con preocupación las crecientes deudas de municipios del País, las cuales presentan los montos más altos de deuda pública y tienden a no ser solventes.
24 de julio de 2013      por Jadiel Galicia        Sección Nacional La deuda de municipios preocupa a la SHCP

Las cifras del primer trimestre de 2013 de la Secretaria de Hacienda y Crédito Público (SHCP) identifican a los municipios de Guadalajara, Tijuana y Monterrey con los índices más altos de deuda pública en el País.

Aunado a esto, los municipios no tienen definido un plan para pagar sus pasivos, aun después de los señalamientos de Luis Videgaray Caso en el sentido de que los ayuntamientos endeudados “no serán rescatados”, indicó El Universal.

En un reporte especial, el diario señala que Guadalajara ha generado una deuda de dos mil 633 millones de pesos, al tiempo que Tijuana aumentó sus pasivos por dos mil 524 millones; en tanto, Monterrey emitió deuda por dos mil 90 millones de pesos.

Por su parte, los portales de transparencia de los municipios de Guadalajara y Monterrey, actualizados al mes de mayo del año en curso, confirmaron que las administraciones han emitido deuda al mercado por dos mil 543 millones de pesos y dos mil 146 millones de pesos, respectivamente.

Sin embargo, la página del municipio de Tijuana no presenta cifras actualizadas de este año, pero en entrevista con el rotativo aceptaron el aumento de la deuda.

Estimaciones indican que "la deuda actual de Guadalajara equivale a un año de presupuesto". A su vez, se afirma que los ingresos adquiridos por deuda han sido destinados mayoritariamente a gasto corriente y sólo un pequeño porcentaje a inversión en la ciudad.

Ante las críticas de medios locales, el presidente de la Comisión de Hacienda del ayuntamiento de Guadalajara, Carlos Briseño, culpó del aumento de la deuda pública al ex alcalde panista Emilio González, quien asegura endeudó al municipio con más de dos mil millones de pesos.

En el caso de Tijuana, el actual alcalde priista, Carlos Bustamante, consideró como culpable a su antecesor, quien habría adquirido deuda por mil 700 millones de pesos.

Por su parte, Monterrey informó que cumpliría con sus compromisos crediticios en el año 2033, luego de lograr una reestructuración parcial bancaria a 20 años.