Todas los países incurren en espionaje: Kerry

El secretario de Estado norteamericano, John Kerry, aseguró que las prácticas de espionaje son realizadas por todas las naciones que participan en asuntos de carácter mundial.
01 de julio de 2013      por Sergio Noriega        Sección Internacional Todas los países incurren en espionaje: Kerry

 

Ante las recientes exigencias de la Unión Europea (UE) por aclarar el caso de espionaje, el secretario de Estado norteamericano, John Kerry, afirmó que los programas masivos de intervención no son exclusivamente aplicados por Estados Unidos, sino por todos los países involucrados en temas de carácter mundial.

En el marco de un foro ministerial de los países de la Asociación de Naciones Unidas del Sudeste Asiático (ASEAN, por sus siglas en inglés), el funcionario aseguró que el seguimiento de las comunicaciones de otras naciones es una práctica común dentro de las estrategias de seguridad, reportó la agencia de noticias EFE.

"Todos los países del mundo implicados en asuntos internacionales y en la seguridad nacional llevan a cabo numerosas actividades para proteger su seguridad nacional, y cualquier tipo de información contribuye a ello", sentenció.

En entrevista en Brunei, Kerry confirmó que la representante de la diplomacia europea, Catherine Ashton, tocó el tema durante una reunión bilateral celebrada al margen del foro ministerial, donde ratificó las exigencias proferidas por Alemania, Francia e Italia en torno a los programas de espionaje contra la UE.

El conflicto desatado va en ascenso, después de que algunos países amagaran con cancelar los acuerdos pertenecientes al próximo Tratado de Libre Comercio (TLC) con Estados Unidos, el cual está planeado para concretarse antes de terminar 2014.

Por su parte, los servicios nacionales de inteligencia norteamericanos emitieron un comunicado donde respaldaron las declaraciones de Kerry, argumentando que Estados Unidos recaba la misma información extranjera que la mayoría de las naciones, además de justificar las operaciones como parte de su programa anti terrorista.

Los dos programas coordinados por la Agencia Nacional de Seguridad (NSA, por sus siglas en inglés), suponen la intervención de millones de líneas telefónicas y de Internet, lo que derivó en la indignación de la comunidad internacional por violación a la privacidad de los ciudadanos.