Como tema de principal interés para el país y para los mexicanos, la Escuela de Derecho de la Universidad Anáhuac implementó este foro, en el que se discutieron los pros y contras de adoptar la Reforma Energética para el país, abriendo un espacio de diálogo entre los estudiantes y los representantes de los actores políticos involucrados.
 
Los representantes de los partidos Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), René Sánchez Galindo; Partido Acción Nacional (PAN), Norma Gutiérrez, y del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Juan Carlos Trejo.
 
Para el PAN la reforma energética es algo apremiante, confirmó Norma Gutiérrez, el modelo actual llega a un límite en el que se tiene que asegurar que sea sustentable, que cuide al medio ambiente, que promueva el uso eficiente de energía, que sea productiva para la nación, y, sobre todo, que fortalezca el desarrollo económico en México.
 
El objetivo de Acción Nacional se basa en la disponibilidad de energía y seguridad en el suministro, que garantice la sustentabilidad del sector y que beneficie al ciudadano.
 
Es importante resaltar lo que espera Acción Nacional de la Reforma Energética: fortalecer la soberanía energética, desarrollar un sistema de gestión de la energía competitivo, disminuir los costos de energía, fortalecimiento de las instituciones reguladoras, competitividad del sector, libertad y aliento a la inversión privada y crecimiento económico.
 
De igual manera, Juan Carlos Trejo tomó una postura a favor de la Reforma Energética; compartió que el Pacto por México, tiene como acuerdo principal el profundizar el proceso democrático con base en tres ejes rectores:
·       El fortalecimiento del Estado Mexicano
·       La democratización de la economía y la política, así como la ampliación y aplicación eficaz de los derechos sociales
·       La participación de los ciudadanos como actores fundamentales en el diseño, la ejecución y la evaluación de políticas públicas
 
Dijo que la Reforma Energética permitirá al país, crecer y desarrollarse aprovechando sus recursos. “La energía la vemos como un motor de generación para el país, empresas como Pemex son aquellas que ayudaran a México a levantarse, 5% de obras públicas son generadas gracias a los ingresos obtenidos del petróleo” mencionó.
 
Finalmente, el PRD espera de esta Reforma: mayor inversión, mejor tecnología y que entonces haya crecimiento, que produzca en México mayor petróleo, gas y energía eléctrica, que traiga como consecuencia la generación de nuevos empleos y riqueza para el país.
 
Así como se tuvieron posturas a favor de esta Reforma, MORENA conservó una postura diferente; René Sánchez Galindo, en representación de este movimiento, calificó a la Reforma Energética como innecesaria, antihistórica e inviable.
 
Explicó que es innecesaria en vista que PEMEX y CFE son empresas totalmente viables, no teniendo que recurrir a inversión privada para su crecimiento, antihistórica porque desde su expropiación la producción y comercialización del petróleo ha sido de los mexicanos y parte de su patrimonio.
“La finalidad de promover este foro, es estimular a la sociedad a entender que la Reforma Energética, es un asunto que nos concierne a todos los mexicanos, es nuestro deber tomar una postura, ya que es nuestro México y nuestro futuro el que está en juego”, concluyó Rafael Rodríguez Moreno, académico de la Universidad.