En medio de una solemne ceremonia cívica, el ahora alcalde de Quecholac, Néstor Camarillo Medina, recibió el mando de la Presidencia Municipal de manos del edil saliente Agustín Osorio Mirón, y tomó protesta a su cuerpo de Seguridad Pública.
 
Este evento marcó la transición de gobiernos de manera ordenada, legal y transparente. 
 
En los primeros minutos de este 15 de febrero se efectuó el cambio de poderes, en una ceremonia en la que Osorio Mirón entregó el lábaro patrio que representa al gobierno municipal, y que Camarillo Medina recibió como presidente municipal constitucional entrante.
 
Ahí, Néstor Camarillo expresó a los asistentes que "desde el primer minuto de este día ha entrado en funciones el nuevo Gobierno Municipal, un gobierno con nueva actitud”.
 
Posteriormente tomó protesta a Valente Trinidad Honorato como regidor de Gobierno, Justicia y Seguridad Pública, Florencio Vázquez Padilla, como director de Seguridad Pública y Vialidad Municipal; Hugo Pedro Andrade Fernández, como subdirector de Policía Municipal y a Ulises Guzmán Hernández, como director de Protección Civil, todos ellos responsables de preservar la gobernabilidad y seguridad pública de la localidad.
 
Alrededor de mil personas se dieron cita en el Cuartel, en donde fueron testigos de este evento sin precedente en la historia de Quecholac y la región; también se contó con la presencia de ex presidentes municipales y personajes de la política local.
 
La ceremonia de cambio de poderes consistió en la traslación de la custodia de la Bandera Nacional, así como el mando de la fuerza pública del presidente municipal saliente al presidente entrante.