En los últimos días se han incrementado las quejas por la aparición de vendedores ambulantes a lo largo de todo el Camino a Tlaltepango, que recientemente fue pavimentado con concreto hidráulico, principalmente los fines de semana.
 
Los habitantes de la zona se quejan porque en esta vialidad, que recientemente fue inaugurada, hay más de 20 informales que de dedican a vender diversos productos.
 
De acuerdo con el saliente secretario de Gobernación, Eduardo Alcántara Montiel, el Ayuntamiento de Puebla ha realizado constantes operativos para evitar la presencia de los ambulantes.
 
Es importante destacar que a raíz de la pavimentación de esta carretera, los informales aprovecharon las buenas condiciones para instalarse a lo largo de este camino, pero sin la autorización del gobierno.
“Hemos comenzado a levantar a todo el comercio informal del puente vehicular que hay en este camino y del Aurrerá ubicado en este mismo tramo, porque no cuentan con ningún permiso para hacer su actividad comercial”.
Ante este escenario, destacó que los únicos comerciantes que había en esa avenida se ubicaban debajo del puente del Camino a Tlaltepango, con quienes había tenido acercamientos para una posible reubicación.
 
De esta forma, aclaró que en lo que resta de la actual administración municipal no se entregarán permisos, pero además se mantendrán los operativos a fin de evitar la invasión de la vía pública.