El presidente de la Asociación Poblana de Restaurantes y Prestadores de Servicios A.C (Apresac), Arturo Delgado Ramírez señaló que cada año cierran sus puertas entre 10 y 15 por ciento de este tipo de negocios, derivado de ciertas situaciones económicas y sociales. 
 
Aseguró que esto sucede todos los años, y no tiene que ver precisamente con la aprobación de la Reforma Fiscal.  
 
En cambio, advirtió que en la 14 Oriente, debido a las modificaciones que se están realizando en las calles de San Andrés Cholula, han dejado de laborar entre 50 y 70 por ciento de los restaurantes y bares.
 
Pidió a las autoridades agilizar las obras en la zona, y dijo que las reformas estructurales propuestas por el gobierno federal, así como la ley anti lavado de dinero, tiene sus pros y contras. 
 
En el marco de una reunión entre socios de Apresac, dio a conocer las estimaciones que esperan del año pasado, y emitió recomendaciones frente a la puesta en marcha de la reforma fiscal. 
 

Buzón tributario, una buena recomendación para evitar fraudes 

 
Tras la aprobación de los cambios al Código Fiscal de la Federación (CFF) incluidos en la Reforma Fiscal para 2014, el Servicio de Administración Tributaria (SAT) podrá notificar cualquier acto o resolución administrativa que emita a los contribuyentes mediante documentos digitales, los cuales estarán incluidos en un "buzón tributario". 
 
En la reunión de Apresac se informó sobre esta herramienta, que podrá servir para evidenciar actos ilegales por parte de algunos contribuyentes y de ser proveedores, podrán ser identificados para no adquirir productos o servicios con éstos. 
 
Otro de sus objetivos es consolidar un esquema de fiscalización electrónica, con el cual la autoridad realizará la notificación, requerirá y recibirá los documentos e información de los contribuyentes; de la misma manera efectuarán la revisión y notificará el resultado de la misma, optimizando los plazos de las revisiones, para que estos se concluyan en un plazo máximo de tres meses, determinando hechos u omisiones que den lugar a la emisión de una resolución provisional, donde fijarán las probables contribuciones a pagar. 
 
El contribuyente tendrá la posibilidad de autocorregirse o aportar datos o elementos para desvirtuar la acción intentada por la autoridad.