La enseñanza de la ciencia “tiene valor económico, cultural y moral, porque el conocimiento de la naturaleza contribuye a un aprendizaje exitoso del saber científico”, expuso Cristina Rueda Alvarado, presidenta de la Academia Mexicana de Profesores de Ciencias Naturales (AMPCN).

Durante el Primer Congreso de Profesores de Ciencias Naturales del Estado de Puebla, que realiza la Facultad de Ciencias Químicas de la BUAP y la Sección Puebla de la AMPCN, Rueda Alvarado indicó que además la ciencia contribuye a formar hombres críticos, participativos y tomadores de decisiones responsables, ya que da alternativas a la solución de problemas proporcionando una formación más creativa y abierta.

La también académica de la Facultad de Química de la UNAM, señaló que la enseñanza de las ciencias en todos los niveles se ha reducido a la presentación de los conocimientos ya elaborados, sin mostrar los problemas sociales, culturales, económicos y políticos que origina esa construcción.

Abundó que la ciencia no es sólo saber qué es un fenómeno, sino cómo se relaciona con otros fenómenos, por qué es importante conocerlo y por qué surge esta visión del mundo.

Para ello, los docentes deben conocer la disciplina a enseñar, planificar sus clases, adquirir conocimientos teóricos sobre desarrollos científicos recientes y de enseñanza, así como la historia y naturaleza de la ciencia.

En este proceso de enseñanza, dijo:

“La historia contribuye a que seamos capaces de saber los problemas que originan la construcción de los conocimientos científicos, cómo llegan a vincularse cuerpos coherentes, cómo evolucionaron y cuáles fueron las dificultades de los científicos, por lo que es importante conocer la historia para ver la relación entre ciencia, tecnología y sociedad”.

Más tarde, Rueda Alvarado presentó un recorrido histórico por la ciencia y tecnología con científicos como Robert Boyle, el primer químico moderno quien planteó el método científico; Antoine Lavoisier, el padre de la química moderna; Luis Pasteur, quien trabajó en grandes temas como la fermentación y pasteurización, generación espontánea y microbiología, enfermedades contagiosas como el gusano de seda y rabia; Marie Curie, pionera de la radioactividad.

Asimismo mencionó el proyecto Manhattan, que dio origen a la bomba atómica y donde participaron 130 mil personas, el desciframiento de la estructura del ADN, el desarrollo de la píldora anticonceptiva, por mencionar algunos, acontecimientos que cambiaron el mundo e impulsaron la consolidación de las ciencias naturales y exactas.