El tiempo de atención de un trabajador mexicano ha disminuido en los últimos años, llegando a 10 minutos, cuando cifras anteriores estimaban un nivel de concentración de al menos 21 minutos. 
 
De acuerdo con el doctor Alejandro José Campos Azuara, académico de la Facultad de Psicología de la  Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), esto se debe a diversos factores, tanto físicos, psicológicos, sociales y laborales, en este último punto destaca que los trabajadores en nuestro país, no cuentan con estímulos extras, como seguridad social, pensiones, jubilación o aumentos salariales que les permitan centrar su atención en la tarea que están realizando. 
"Los empleos precarios, los bajos salarios; cada día tenemos menos posibilidades de jubilarnos, no hay seguridad social, los contratos son temporales y eso… no estimula mucho, lo único que puede hacerlo es nuestro salario o las prestaciones que recibimos", señala.
Estudios demuestran -según el investigador de la máxima casa de estudios- que el problema de falta de atención en México es generalizado, pues solamente habrá entre un 8 y 10 por ciento de la población con un buen nivel, abarcando 13 a 20 minutos. 
 
No obstante, indica que las mujeres son quienes más han aprendido a focalizar su atención en una actividad, tanto así, que en proporción con los hombres, poseen un 90 por ciento más de interés.
 
No obstante, advierte que los mexicanos no son los únicos en tener un "déficit de atención", pues en Europa sucede una situación similar pero por causas diferentes. 
"En Europa pasa una cosa muy curiosa, aunque tienen niveles de confort más altos y buenos empleos, les falta motivación personal, hay soledad en la gente y eso puede generar problemas de atención", describe.
Recomienda que todo tipo de trabajadores reciban estímulos en sus empleos, toda vez que la atención no es la única que aumenta, también su productividad; "lo que un obrero puede hacer en una semana, lo puede estar terminando en tres o dos días, con mayor cantidad de dinero (…) cuando se les entrega un sueldo base y un recurso extra por su productividad, encontramos que su esfuerzo es extraordinario".
 
Ennumeró diferentes orígenes de esta problematica social, que ha ocasionado poco rendimiento laboral y educativo: 
 
-Factores Físicos (desnutrición): La falta de una alimentación adecuada desemboca en enfermedades como sobrepeso, obesidad o quizás anemia, lo que -asegura Campos Azuara- genera falta de atención.
 
-Factores Psicológicos (estrés, presió): Las emociones y sensaciones que experimenta un ser humano al momento de concentrarse, son sumamente importantes. Cuando tiene estrés, cansancio, se presenta una carencia de motivación. No obstante, a veces hay personas que trabajan mejor bajo presión, con los tiempos limitados y a falta de sueño, pues buscan concluir lo antes posible. 
"Si nos movemos al mundo laboral, se puede apreciar como un mexicano mejora o empeora cuando las condiciones laborales son buenas o malas, cuando cambias a un mexicano de status o lo cambias de ambiente, por ejemplo cuando se van a Estados Unidos o Europa, su rendimiento y atención es altísimo".
-Factores Sociales: En el caso de las mujeres, las cuales gozan de una mayor atención, han adquirido más compromisos con el paso del tiempo y esa necesidad de superarse, las obliga a tener un grado elevado de esmero.
 
 
No existe atención permanente, pero hay ejercicios para aumentarla 
El especialista apunta que hay ejercicios de respiración para aumentar el tiempo de atención. Además el escuchar música clásica o relajante contribuye en la materia. Ello, puede lograr mantener mejores niveles, de entre 13 a 15 minutos.
 
El uso de drogas afecta la atención de un individuo, pero Campos asegura que no sólo es su responsabilidad, sino también del ambiente en el que se desarrolla.
"El problema de la atención no sólo va a ser responsabilidad del sujeto, del trabajador o estudiante, sino es una responsabilidad compartida", afirma.
Hoy en día, existen muchos distractores -internet, teléfonos móviles, redes sociales- que no van a permitir tener una atención adecuada, por lo que se aconseja, en la medida de lo posible, encauzar su concentración en un sólo objeto o punto.
"Los jóvenes de ahora tienen una inmensa habilidad para estar utilizando diferentes aparatos tecnológicos y pueden concentrar su atención en uno", cita.
Consumó la entrevista para Sexenio Puebla diciendo que también hay niños extremadamente brillantes, que mantienen ocupado su cerebro en varias cosas, en las que pareciera que no ponen atención; sin embargo, retienen la mayor cantidad de información.
 
 
Ciudad de las Ideas y sus 13 minutos 13 segundos de atención 
Este jueves comienza el festival 'Ciudad de las Ideas Puebla 2013' en el Complejo Cultural Universitario de la BUAP, con la particiapción de más de 70 ponentes de diferentes partes del mundo.
 
Andrés Roemer, curador de este evento, que lleva por lema "Ideas Peligrosas", dijo que el tiempo de concentración hace seis años era de 21 minutos y ahora, solamente alcanza entre 11 y 14 minutos; de ahí que las conferencias vayan a durar 13 minutos y 13 segundos. 
 
Destaca que la edición de este año,condensa todas las experiencias anteriores, innovando en los  temas, ejemplo de ello, es la sección W-Under 18 en la que jóvenes menores de 18 años realizarán diferentes presentaciones por ser virtuosos, tocan algún instrumento o están transformando el mundo de la ciencia.
"Se trata de escuchar la opinión de lo que pide la gente, lo que le gusto, lo que no le gusto, como tener un equilibrio entre entretenimiento y profundidad, porque si yo te pongo a 70 personas a  hablarte a profundidad ¡te mato!, el tiempo de concentración antes era de 21 minutos, eso yo le inventé (…) pero ese tiempo era hace seis años, ahora la gente para concentrarse tiene entre 11 y 14, ustedes ya están distraidos", bromeó con algunos periodistas. 
Resta esperar si este nuevo esquema capta una mayor atención por parte de los asistentes, por el momento, ya se habla de la calidad de los conferencista. Para consultar la cartelera ingresar a: http://www.ciudaddelasideas.com
 
Y puedes ver la declaración de Roemer aquí: