A más tardar en el mes de septiembre quedará lista la primera parte para certificar al Rastro municipal en uno Tipo Inspección Federal (TIF).
 
Durante un recorrido que realizaron tanto el director de Industrial de Abasto, Alejandro Landero León,  como el alcalde capitalino Eduardo, Rivera Pérez, señalaron que el avance de la línea de sacrificio de cerdos es de 90 por ciento, por lo que en breve quedará lista esta primera etapa.
"En un par de semana ya se estarán haciendo las pruebas correspondientes, estas servirán para que la autoridad del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad, y Calidad Agroalimentaria  (SENASICA), que es la autoridad sanitaria, venga a supervisar la operación del rastros. Nosotros calculamos que a más tardar a finales del mes de septiembre y/o principios del mes de octubre estaremos otorgando por primera vez en la historia de la ciudad de Puebla, el rastro Tipo Inspección Federal”.
En cuanto a la segunda etapa, que consta en crear una línea de sacrificio de bovinos, Rivera Pérez detalló que el proyecto ya fue presentado ante las autoridades federales para obtener el recurso de 20 millones de pesos; sin embargo, hasta el momento no han recibido respuesta alguna.
 
Hay que destacar que actualmente 450 cerdos son sacrificados a diario, pero con el proyecto final se calcula incrementar la matanza hasta en 2 mil 500 porcinos, es decir, hasta 5 veces más.
 
El alcalde de Puebla reiteró que con el mejoramiento del rastro municipal se podrá procesar carne de calidad para los poblanos, e incluso para personas de otros lugares del país, ya que se podrá exportar.