Rinden homenaje a Monsiváis en la Filba 2012

El Festival Internacional de Literatura 2012 (Filba) en Buenos Aires, Argentina, le rindió homenaje al escritor y cronista Carlos Monsiváis.
15 de septiembre de 2012      por Gerardo Soriano        Sección Genio Rinden homenaje a Monsiváis en la Filba 2012

La capital argentina, Buenos Aires, fue invadida por las letras mexicanas durante el Festival Internacional de Literatura (Filba 2012), mismo que le rindió homenaje al escritor Carlos Monsiváis.

La Fundación Tomás Eloy Martínez brindó su infraestructura para servir como sede del debate en torno al aporte y el valor de la crónica monsivariana y los acercamientos literarios hacia el Distrito Federal, que es considerada como una de las ciudades más complejas del mundo.

Las aguafuertes de Monsiváis, mesa coordinada por el argentino Maximiliano Tomás, fue donde los autores Guillermo Fadanelli (México), Robert Juan-Cantavella (España) y Damián Tabarovsky disertaron sobre la crónica en ambos lados del Atlántico.

Siendo el gran cronista mexicano, fallecido el año pasado, el centro de la discusión, Fadanelli expresó que Monsiváis alcanzó el mérito de no ser sólo observador, sino personaje central de las historias sobre la ciudad de México que describió con tanta precisión.

Asimismo, Fadanelli consideró que la literatura barroca del cronista, su militancia en la izquierda política, y esconder su homosexualidad fueron factores esenciales para personalizar y enriquecer su escritura.

“Era un personaje imaginativo, que parecía que nunca iba a poder ser leído en otros países, pero su humor logró que se convirtiera en el gran cronista de la Ciudad de México”, explicó.

Por su parte, Tabarovsky quiso destacar la heterogeneidad de la obra monsivariana, en donde sus libros pueden ser ubicados lo mismo en la sección de sociología que en la de ficción y novela, esto debido a la dificultad que representa tratar de circunscribir en un solo género a los más de 65 libros que escribió Monsiváis.

No hay país con una tradición más rica en la crónica que México. Monsiváis tiene una gran influencia en los cronistas jóvenes porque era el gran profesional del género, pero sin querer construir una escuela monsivariana”, explicó.

Mientras que el periodista argentino Leonardo Tarifeño moderó la mesa Chilanga banda, en la que participaron los mexicanos Fadanelli, Valeria Luiselli y Julián Hebert, donde el tema a exponer era la literatura sobre el Distrito Federal y los autores, representantes de la literatura mexicana contemporánea, coincidieron en la imposibilidad de aprehender un espacio de tales dimensiones.

 “Llevo a la ciudad como una especie de joroba. La detesto. Pero gracias a ese odio es una relación romántica”, explicó Fadanelli, en tanto que Luiselli reconoció que su relación con la capital mexicana se encuentra minada y contaminada gracias a infinidad de mediaciones de todo tipo.

La ciudad no está impregnada de literatura, es una ciudad más grande que todas sus posibles representaciones”, lamentó la escritora y joven estrella de la narrativa mexicana.

Finalmente, Herbert destacó que en la violenta actualidad mexicana, existen diversas personas que celebran que la descentralización de la inseguridad haya hecho que muchos ciudadanos del norte del país se lleguen a refugiarse en una capital mexicana que hasta hace apenas una década los asustaba.