Aunque ambos priístas reconocieron que los resultados que se arrojen en las votaciones del próximo 7 de julio no determinarán el rumbo para las elecciones en 2018,  año en el que los partidos competirán por la gubernatura, tanto el director de Bansefi, Jorge Estefan Chidiac como la Senadora de la República, Blanca Alcalá Ruiz admitieron “estar en el tablero” para buscar suceder a Rafael Moreno Valle.

Entrevistados por separado sobre el tema tras acudir al cierre de campaña del abanderado a la alcaldía de la capital por la coalición ‘5 de Mayo’, PRI-PVEM, Enrique  Agüera Ibáñez, admitieron tener interés por ese cargo de elección popular.

“Claro que me interesa, así como a ti, como a cualquiera. Claro que me interesa”, fue la respuesta del funcionario federal, pero admitió que serán los tiempos los que determinen si se le hace convertirse en el candidato del tricolor para ese entonces o no.

“Yo soy un peón. Estoy en el tablero (…) Muchas veces no se corona, pero estoy en el tablero”, comentó al reconocer que en la política todo puede pasar, pero que él, mientras, se considera como parte de quienes aspiran a gobernar algún día el estado de Puebla.

“Me podrán ver o no (como candidato a la gubernatura); eso lo verán en la próxima película”, señaló. A su parecer, la jornada electoral que se vive en este 2013 no es determinante para que algún partido político pueda ganar en las elecciones próximas en el estado.

“En esta elección se define esta elección; esta (jornada electoral) es una foto y la política es una película”, agregó.

En tanto, Alcalá Ruiz consideró que hay que esperar primero los resultados de esta elección, pero también reconoció su intensión por competir en la sucesión de 2018.

Sin embargo, evitó abundar más, bajo la justificación de que hay que vivir los momentos, y en este 2013 los institutos políticos se enfrentan en las 217 presidencias municipales, y en las diputaciones locales.

Tanto la expresidenta municipal de Puebla, como Chidiac dijeron prever que el PRI ganará la capital, además de mayoría en el Congreso local.

Alcalá defendió que no ha abandonado la campaña de Agüera Ibáñez  al resaltar que personalmente lo ha acompañado a realzar recorridos en varias colonias.

Chidiac justificó su ausencia tras indicar que fue el presidente de la República, Enrique Peña Nieto quien pidió a todos sus colaboradores evitar levantar suspicacias con su presencia en actos de campaña, a raíz de la supuesta intervención de la  titular de Sedesol, Rosario Robles.

“El presidente Peña dio instrucciones  a que los funcionarios federales no provocaran ni se entrometieran en las elecciones (…) Todo lo que yo puedo hacer por Enrique Agüera lo he hecho en el marco de la Ley. No necesito estar a un lado de él (el candidato) para demostrarle mi apoyo y mi lealtad al PRI”, agregó.