Desnudan a Michelle Obama, se genera polémica

La revista española Fuera de Serie presentó un fotomontaje de Karine Percheron-Daniels que muestra a Michelle Obama semidesnuda; tal hecho ya empezó a generar polémica.
29 de agosto de 2012      por Gerardo Soriano        Sección Internacional Desnudan a Michelle Obama, se genera polémica

La revista española Fuera de Serie ha presentado un fotomontaje de la primera dama estadounidense, Michelle Obama, semidesnuda. Dicho montaje pictográfico tiene correspondencia con la obra de arte Portait d’une négresse, pintada en el siglo XIX por la artista francesa Marie Guillemine Benoist.

La responsable del montaje fotográfico es Karine Percheron-Daniels, quien justificó la creación de la imagen argumentando que el objetivo de la misma era el de mostrar "el empoderamiento de la primera dama dentro de la campaña presidencial de su esposo".

Sin embargo, la portada de la revista española ha causado demasiada polémica, llegando a ser considerada racista por algunos. Por este motivo, Percheron-Daniels defendió su obra ante la molestia generada:

"Ante mis ojos, el cuadro que creé aquí es una mujer hermosa con un mensaje hermoso: La Primera Dama de América es, por primera vez en la historia, una mujer negra, quien orgullosa y confiadamente expone su femineidad, sus raíces y su poder. Esta imagen es la celebración de todo lo bueno, es la celebración de un logro y, en mi opinión, no es un insulto racista".

La edición dominical del rotativo El Mundo ha titulado a su última edición Michelle se come a Obama. En la portada, se ve el fotomontaje de la primera dama en el cuerpo de una mujer africana que aparece con un seno al descubierto.

Los críticos de arte generalmente le otorgan a la obra Portait d’une négresse una muestra de apoyo para el feminismo, los derechos de las personas de color y la emancipación de los esclavos.

Sin embargo, diversas críticas en contra de la portada se han generado pues algunos la enmarcan como racista, argumentando que la artista francesa Marie-Guillemine Benoist, realizó el cuadro seis años después de la abolición de la esclavitud en Francia y dos años antes de que se restableciera parcialmente por Napoleón Bonaparte.

El cuadro original se exhibió en el salón anual del museo del Louvre en el año 1800, hace ya 212 años.