Obama insiste en aumentar impuestos a ricos

Obligando al candidato Mitt Romney a tomar una postura, las intenciones del presidente estadounidense sobre aumentar los impuestos a las clases altas es más seria que nunca.
10 de julio de 2012      por Estefany Araujo        Sección Internacional Obama insiste en aumentar impuestos a ricos

El presidente Barack Obama ha instado a su contrincante republicano, Mitt Romney a tomar una decisión con respecto al posible aumento de dos por ciento de impuesto a todo ciudadano estadounidense cuyos ingresos sean mayores a 250 mil dólares al año.

El tema abordado por Obama es uno de los más controversiales en el país del Norte, pues mientras algunos aseguran que las clases altas deben pagar más que las clases bajas debido a que tienen la posibilidad, existen sectores enteros que se oponen rotundamente a aceptar una medida de esta índole.

Por su parte, el mandatario estadounidense ostenta una postura firme: “No estoy proponiendo nada radical”, aseguró Obama desde la Casa Blanca, “estoy proponiendo al Congreso que 98 por ciento de la población que gana menos de 250 mil dólares al año conserve sus ventajas fiscales, y eliminarlas para dos por ciento que supera esa cifra”.

Por su parte, el republicano John Boehner, presidente de la Cámara de Representantes, informó que tanto su respuesta como la de su bancada en el Congreso a la propuesta de Obama, será negativa, además de calificarla como “quijostesca”  pues considera que será útil para la creación de empleos.

Dándose por hecho que la mayoría republicana en la Cámara de los Representantes bloqueará cualquier iniciativa que afecte a las clases altas, la propuesta del mandatario se decidirá en noviembre en las urnas, lo que obligará a Mitt Romney a tomar una postura.

A su vez, el vocero de Romney, Andrea Saul, respondió al planteamiento de Obama diciendo que “demuestra una vez más que no tiene ni idea de cómo poner a Estados Unidos a trabajar de nuevo y ayudar a la clase media”, agregando que un incremento de impuestos a las rentas más altas dañará la recuperación económica.

En contraparte, el vocero de Obama, Jay Carney, replicó instando a Romney a difundir su declaración fiscal. El candidato republicano, poseedor de una fortuna estimada de 250 millones de dólares, ha admitido que paga una tasa impositiva menor a la del estadounidense medio.