A 13 días del siniestro en el Templo de Santa Mónica que dañó un lienzo que data del Siglo XVIII, el secretario de Desarrollo Urbano y Obra Pública, Felipe Velázquez Gutiérrez, anunció que las monjas de este recinto religioso donarán "hojas de oro" para las molduras que resultaron calcinadas. 

Pese a que desconoció la cantidad y el precio a los que equivale esta donación, explicó que el Ayuntamiento de Puebla también contribuirá con cierta cantidad de recursos, provenientes del Fondo de Obras Emergentes, que para este año corresponde a 10 millones de pesos. 

"Hemos tenido pláticas con el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), prácticamente lo que nos pidió es que hagamos todo lo que es la pintura de los muros, y es que existe la participación del seguro y otra aportación que van a hacer las propias monjas, ya tienen los libros de oro, que son unas hojas con las que se hace todo el acabado de las molduras", refirió. 

Los trabajos arrancarán en la brevedad posible, ya que de acuerdo con estimaciones de especialistas del INAH, concretamente del arqueólogo Eduardo Merlo Juárez, su restauración tendrá una duración de dos años.