Debate si permite confrotación: IFE

El presidente del IFE desestimó las declaraciones de AMLO respecto al poco tiempo que cada presidenciable tendrá para debatir, y aseguró que el formato de estos ejercicios permitirá la confrontación perfectamente.
29 de abril de 2012      por Estefany Araujo        Sección Política Debate si permite confrotación: IFE

El consejero presidente del Instituto Federal Electoral (IFE), Leonardo Valdés, refutó las declaraciones de Andrés Manuel López Obrador, diciendo que el próximo debate presidencial sí permitirá la auténtica confrontación de ideas, pues cuenta con un amplio espacio para la réplica y contrarréplica, aseguró.

En una entrevista con la Junta Distrital del IFE, manifestó su desacuerdo con la percepción del candidato de Movimiento Progresista, quien sostuvo que el debate tiene un formato deficiente.

Así, Valdés Zurita aseguró que respeta la opinión del tabasqueño, pero no concuerda con ésta.

Tengo evidencia de que el equipo del candidato Andrés Manuel López Obrador participó directamente en el diseño del formato que se utilizará en el encuentro del próximo domingo”,  apuntó.

Aseguró que el IFE está preocupado por que el encuentro se efectúe con la mejor calidad técnica en la transmisión, con el fin de que la señal sea segura y accesible a los concesionarios.

Las pruebas técnicas se llevan a cabo en los salones del World Trade Center, donde tendrá lugar el encuentro, en función de evitar cualquier falla.

Explicó que los equipos de campaña de todos los candidatos están invitados a acudir al lugar para conocer el espacio y tener la certeza de que todo funcionará de la mejor manera.

El funcionario del IFE recordó que se han celebrado varias reuniones con miembros de la Cámara Nacional de la Industria de la Radio y la Televisión, y reiteró que los concesionarios tienen la obligación de transmitir el debate.

Valdéz reveló que el próximo lunes iniciarán los trabajos para los debates temáticos, con los equipos de los candidatos.

El primero de ellos atañe a la política social, el cual tendrá un formato distinto al debate presidencial, además, dará mayor espacio a las explicaciones de los presidenciables