El secretario de Seguridad Pública y Tránsito Municipal (SSPTM), Amadeo Lara Terrón indicó que los dos artefactos que presuntamente fueron identificados como bombas en la sucursal Bancomer ubicada en Avenida Reforma Número 103, han sido analizados por personal del Centro de Emergencia y Respuesta Inmediata (CERI) quienes han encontrado que no se trataba de artefactos explosivos. 

Recordó que dos hombres de estatura promedio, entre 1.60 y 1.75 metros, ingresaron al banco hace aproximadamente dos horas para arrojar dos artefactos en el área de cajas y posteriormente les solicitaron a los empleados que ingresaran el dinero en bolsas de plástico. 

“Una persona pide el auxilio de la guardia de tesorería, y les informó que dejaron unos artefactos en forma de salchicha y un reloj digital explosivo en la zona de cajas", relató el funcionario municipal. 

No obstante, elementos de seguridad pública llegaron al inmueble, lo que los orilló a escapar. Al respecto, Lara Terrón dijo que gracias al circuito de videovigilancia, se identificó la vestimenta que portaban al momento del incidente, uno vestía una camisa verde, mientras que su compañero una camisa a cuadros. 

Lo anterior, servirá para detenerlos, pues en la ciudad de Puebla hay instalados más de 300 puntos de grabación. 

Además participó el binomio canino, animales adiestrados para detectar cualquier material explosivo.

 

Nuevo amenaza de bomba, ahora en Woolworth 

Una hora después de lo ocurrido en BBVA Bancomer de Reforma, el Grupo de Operaciones Especiales (GOES) del municipio de Puebla, realizó una inspección en la tienda Woolworth, por otra llamada que alertaba sobre un aparato explosivo en el inmueble.

El director de Protección Civil, Gustavo Ariza Salvatori dio a conocer, que se trató de otra falsa alarma y que posiblemente algún ciudadano estaba haciendo llamadas de broma.

A los clientes y personas que circulaban por el lugar, se les dijo que era un simulacro, a fin de evitar mayores inconvenientes.