Definitivo conflicto bélico en Siria

El gobierno de El Asad ha perdido control sobre gran parte del país, la violencia es tal que la Liga Árabe ha descartado cualquier negociación de paz con el gobierno sirio.
27 de enero de 2012      por Estefany Araujo        Sección Internacional Definitivo conflicto bélico en Siria

Después de varios meses de una tensa situación, el conflicto bélico ha estallado en Siria, pues el gobierno de Bachad El Asad ha perdido el control sobre puntos estratégicos, como es el caso de la ciudad de Homs, en la cual se han llevado sangrientas rencillas.

Se ha reportado que hasta ahora, en la ciudad mencionada, al menos medio centenar de personas ha muerto víctima del enfrentamiento.

El conflicto político está emparentado con el conflicto sectario, mismo que consiste en los roces entre suníes (el grupo musulmán mayoritario) y alauíes (la minoría musulmana chií a la que pertenece el clan de los El Asad).

Por su parte, la liga árabe, encabezada por Arabia Saudita considera perdida toda intentiva de negociar la paz con Siria, el observador del país líder de la liga, Mohamed Dabi, reveló que  si bien a su llegada creyó que la pacificación podría ser una opción aceptada, admite que la violencia ha incrementado echando por tierra cualquier iniciativa.

La situación se complica más con la divergencia que se muestra entre los resultados reflejados en los sondeos y el parecer de la población, pues los primeros indican que goza con un respaldo popular de más de 50% mientras la mitad de la ciudadanía le muestra abierto rechazo.

Arabia Saudí y sus aliados del Consejo de Cooperación del Golfo quieren que el Consejo de Seguridad de la ONU de luz verde a una intervención militar extranjera, postura compartida por el  el Consejo Nacional Sirio (CNS),  grupo que se declara como gobierno alternativo al de El Asad.

Países como Libia han aceptado al CNS como legítimo Gobierno de Siria, y Arabia Saudí y sus aliados podrían hacer lo mismo.  

El Cuerpo Nacional de Coordinación, el grupo en oposición se ha mostrado en desacuerdo cualquier intervención extranjera y demandó al ejército de la Siria libre se limite a proteger manifestaciones, sin atacar ni conquistar territorio