Benetton destapa beso entre Obama y Chávez

La firma de moda United Colors of Benetton mostró, como parte de su nueva estrategia publicitaria, montajes fotográficos de antagónicos mandatarios internacionales besándose.
16 de noviembre de 2011      por Josué Cantorán Viramontes        Sección Internacional Benetton destapa beso entre Obama y Chávez

La marca de ropa italiana United Colors of Benetton vuelve a estar en el ojo del huracán por sus controvertidas imágenes publicitarias. 

En esta ocasión -en pleno Día Internacional de la Tolerancia- su campaña Unhate (No odiar) muestra fotos de célebres líderes del mundo besándose.

La campaña está encabezada con un montaje fotográfico en que el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, besa en los labios a su homólogo venezolano, Hugo Chávez, siendo ambos figuras políticas que han manifestado públicamente diferencias en reiteradas ocasiones.

En otro montaje, se puede observar a Obama haciendo lo mismo con el presidente chino, Hu Jintao.

Otras imágenes muestran a la canciller alemana Angela Merkel con el presidente francés Nicolas Sarkozy, así como a los mandatarios de Corea del Norte y Corea del Sur, Kim Jong-il y Lee Myung-bak.  

Otra de las imágenes que ha causado suma polémica, en especial porque fue colocada muy cerca de la entrada al Vaticano, fue la que muestra el beso entre el papa católico Benedicto XVI y el imán egipcio Ahmed Mohamed el-Tayeb.

El vicepresidente del grupo de moda, Alessandro Benetton, defendió su audaz campaña argumentando que “si el amor global sigue siendo una utopía compartida, la invitación a no odiar, a combatir la cultura del odio, representa un objetivo ambicioso pero realista”.

Unhate es simplemente respetar al otro. No se trata solo de un evento, es un concepto, y con el uso de las nuevas tecnologías y de las redes sociales, el público tendrá la oportunidad de responder y expresarnos lo que piensa. Nuestro objetivo es abrir la discusión”, agregó la firma a través de Facebook

Además de los carteles, Benetton presentó en su cuenta de YouTube un video en el que se muestran distintas formas de afecto entre personas de géneros y filiaciones étnicas diversas, además de una aplicación disponible para varias redes sociales en la que es posible enviar fotografías propias.

Ésta no es la primera ocasión en que la firma italiana está envuelta en la controversia por sus campañas publicitarias. En 1991 fue censurada una fotografía que mostraba un sacerdote y una monja besándose, además de la polémica generada por sus gráficas campañas contra el racismo y la guerra.