La Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal (SSPTM) tiene hasta diciembre de este año para terminar de evaluar a sus elementos con pruebas de control de confianza, pero todavía les restan alrededor de 350 efectivos, es decir, un 30 por ciento del total de la corporación.

Amadeo Lara Terrón, titular de la SSPTM, comentó que a la fecha sólo ha sido evaluado el 70 por ciento de los uniformados, situación que ha ocasionado que algunos policías realicen acciones irregulares.

Esto, debido a que recientemente dos elementos estatales concesionados a la capital poblana fueron acusados de recibir sobornos por parte de comerciantes informales, a quienes les filtraban información sobre los operativos que realizarían las autoridades municipales.

“Personalmente yo hice el monitoreo en la zona, detectamos una unidad con dos elementos que estaban en coordinación directa, con quien cobra y renta  a los vendedores ambulantes, eran dos elementos de la policía estatal destacados al municipio”, explicó Lara Terrón, quien se refirió a lo ocurrido el viernes 25 de mayo.

Los policías estatales que responden a los nombres de Javier Díaz Pérez y Leopoldo Cervantes Segura no habían sido evaluados con pruebas de control de confianza y eran ellos, quienes avisaban al líder de la Asociación de Ambulantes Independiente "Fuerza 2000", Guillermo López Cruz, sobre los operativos realizados en vía pública.

“Esta persona les avisaba a los informales con silbidos y por teléfono sobre el operativo”, indicó el titular de la SSPTM al detallar como operaba López Cruz en coordinación con los efectivos policiacos.

Para pertenecer a la fuerza pública municipal, los candidatos deben acreditar los exámenes de confianza, situación que reduce hasta en un 80 por ciento el número de candidatos.

En ese tenor, Lara explicó que la siguiente semana arrancará un curso de cuatro meses en la Academia de Policía para capacitar a 40 aspirantes, con el objetivo de que antes de que termine el 2012 cuenten con 400 elementos más.

Sin embargo, sólo se han presentado 200 aspirantes y  todavía resta valorarlos, pese a ello, el encargado de la seguridad en la capital poblana, espera que cumplan con la meta ya que en los próximos meses 200 uniformados estatales que estaban comisionados al municipio regresaran a su fuerza de trabajo.

Lo anterior reducirá a mil 200 policías encargados de toda la seguridad en la Angelópolis, pues actualmente son mil 400, cifra mucho menor a los  2 mil 200 que eran en un inicio de la administración.

“Tenemos pendiente de regresar a 200 efectivos al estado, pero antes de eso les propondremos un esquema de contratación para municipalizarlos en caso de que así lo deseen, ya tenemos un convenio con el ISSSTEP para que tengan las mismas condiciones”, dijo de manera optimista el funcionario, de no aceptar los policías estatales, se reducirá aun más la cantidad de elementos para al ciudad.