Solo con la prudencia, la sabiduría y la destreza se logran grandes fines y se superan los obstáculos.  Sin estas cualidades nada tiene éxito”—Napoleón Bonaparte.  

La pandemia del COVID-19 ha colocado al mundo ante una severa crisis de dimensiones desconocidas, lo que pondrá a prueba a gobiernos, sistemas de salud, economías y sobre todo a la sociedad civil.

La canciller alemana, Angela Merkel, se dirigió el miércoles a la nación alemana mediante un discurso en el que explicó que la lucha contra el coronavirus, solo tendrá éxito si los alemanes comprenden que este es un reto colectivo. 

Desde la Segunda Guerra Mundial, no ha habido un desafío tan grande para nuestro país que dependa tanto de nuestra acción conjunta y solidaria 

La fuerza para superar esta crisis, dependerá de nuestra unión y capacidad de organización, hay que ser autocráticos, y no solo juzgar al sector salud, juzguémonos, esto es un llamado a la responsabilidad social, por lo que tenemos que ser preventivos y conscientes. 

El tripartismo en México esta a prueba como nunca antes en la historia, el sector patronal, el sector obrero y los distintos órdenes de gobierno, debemos ser voluntades encontradas con el mismo propósito: la salud y el bienestar de todos los mexicanos.

La coyuntura económica y social, demanda un plan de acción coordinado entre los diversos factores de la producción, el país requiere de esquemas de flexibilidad económica y laboral, que logren mitigar la caída de la economía y la perdida de empleos.

Para lograr lo anterior, es necesario realizar múltiples acciones en beneficio de la nación mexicana en su conjunto. En el panorama internacional, diversos países han puesto el ejemplo de las políticas públicas que se requieren para proteger a la economía, evitar la propagación del virus y reducir la tasa de mortalidad. 

Corea del Sur, implementó una política de prevención basada en tres principios principales: 

Contención: este principio se basa en lograr un distanciamiento social efectivo, cierre de lugares, suspensión de eventos masivos; cerca de 30 mil surcoreanos fueron enviados a cuarentena domiciliaria obligatoria.   

Diagnostico: dicho país realizó pruebas masivas y gratuitas sin necesidad de que las personas tuvieran que ir al hospital incluso en casos sospechosos, lo que logró detectar a tiempo los casos de contagio. 

Mitigación: si se reducen los contagios el sistema de salud podrá operar de mejor manera, reduciendo tasa de mortalidad y casos que requieren hospitalización 

Italia suspendió el pago de hipotecas a familias afectadas por COVID-19, esta medida permitirá congelar el pago de los créditos hipotecarios a todas aquellos que se hayan quedado sin empleo o hayan sido despedidos temporalmente.

España diferirá los impuestos por unos meses, estableciendo una moratoria de seis meses para el pago de impuestos a pequeñas y medianas empresas así como también a trabajadores autónomos.

Alemania hará prestamos a empresas, creando liquidez limitada a las empresas como una medida de pública para prestamos sin un tope máximo. 

Estados Unidos propuso reducir las cotizaciones sociales temporalmente, para que la renta neta de los trabajadores después de el impuesto y retenciones sea mayor. El objeto de esto es que los estadounidenses tengan mas dinero en su cuenta de banco al final de mes y puedan lidiar con mayor facilidad con las dificultades que plantea la pandemia.

Alemania aprobó un plan de apoyo a las empresas que tengan que reducir el numero de horas trabajadas, creando un financiamiento de esta reducción, ya que el sistema alemán establece que se financiara hasta el 60% de la perdida neta de salario causada por la reducción de horas trabajadas.

En México, es necesario implementar un plan de acción, prevención y contención eficiente, en el cual se proteja a todos los sectores. Es fundamental cuidar y priorizar a las industrias y al empleador, ya que de ahí se podrían derivar severas problemáticas. Se deben de crear incentivos fiscales, así como también financiamiento y préstamos a las empresas, pero lo mas importante, una estrategia clara y directa para mitigar el impacto económico y la perdida de empleos. 

Nos encontramos ante una guerra en contra de esta pandemia, la capacidad de reacción del país entero estará a prueba. Una actuación temprana y eficaz por parte de las autoridades en conjunto con la colaboración de los ciudadanos será la diferencia en el combate al Covid-19. 

Debemos pensar que esta crisis no solo será a corto plazo, sino a mediano y largo, es momento de pensar en la reconstrucción del tejido social, debemos ser fuertes, ya que así lo hemos demostrado ante las peores adversidades.

MÉXICO esta en pie de lucha para salir avante!!!!!! 

??????????Pedro Haces Lago