Hay muchas cosas que son características de los fans de Luis Miguel, y la profunda satisfacción que sentimos a la hora de proclamar a los cuatro vientos nuestro cariño y admiración por este gran artista es una de ellas. Vamos por la vida con una imperiosa necesidad de compartir y contagiar esta pasión que forma parte de nuestro ADN, por eso un fan de Luis Miguel siempre lleva consigo algún detalle que lo identifica como tal. En lo personal transcurrí la niñez exhibiendo en mi pecho aquellos famosos pins con su fotografía, la adolescencia con mi habitación empapelada con sus posters, al igual que mis carpetas de la escuela, a diferencia de mi adultez que llegó con decisiones más importantes, como llevar su nombre eternizado en mi piel para siempre. No está de más aclarar que la magnitud de lo que sentimos por Miky lo llevamos en el corazón, y no está sujeto a la acreditación de una extensa colección de detalles que avalen nuestro cariño. Pero cuando encontramos a fans, como el protagonista de esta historia que estoy a punto de presentarles, en cuya cotidianeidad está presente Luis Miguel hasta en lo más particular es realmente destacable.

Debo confesarles que cuando conocí a Eddy, a través del programa de radio de mi querida amiga Martha Codó, jamás imaginé el nivel de intensidad con el que vivía su gran admiración por Luis Miguel. Al escucharlo platicar con Marthita me quedé atónica, desconocía por completo su afición a imitar la manera de hablar del mismísimo ‘Sol de México’, con decirles que hasta logró apropiarse del sonido de su voz. Recuerdo que no queríamos dejarlo ir del programa porque jugábamos con la idea de que era el auténtico Miky quien estaba hablando.

Si hay algo que jamás olvidaré fue la vez que coincidimos al aire porque, con el personaje en la piel, pronunció mi nombre para saludarme y fue casi, casi, como cumplir el sueño de escucharlo en la voz del propio Luis Miguel. Les juró que no pude evitar la emoción pese a saber que Eddy estaba del otro lado del micrófono.

Hasta ese momento no tenía conocimiento de la trayectoria de Eddy como fan, como tampoco sabía que su vida giraba en torno a esta gran pasión. Con el correr del tiempo lo fui descubriendo, y en buena ley logró ganar mi eterna admiración por animarse a manifestar sus sentimientos con vehemencia, sin importar lo que opinen los demás. Por eso este espacio se honra con su participación, pero antes de invitarlos a conocer su apasionante historia quiero agradecer a Yliana Díaz Caro, periodista venezolana y otra gran fan de ‘El Sol’, por el valioso aporte entrevistando a Eddy y su reporte.

Llegó el momento del deleite, les prometo que se asombrarán tanto como yo con las revelaciones compartidas en cada capítulo de este relato:

“Mi mayor deseo es que Luis Miguel conozca el auto personalmente y lo autografíe, ya que es un tributo en cuyo diseño se refleja mucho cariño, admiración, respeto y dedicación hacia este gran artista”, afirma Eddy Aguilar, propietario del atractivo vehículo en el que se exhiben deslumbrantes imágenes relacionadas con el astro, con una Fe tan inmensa como la de aquel niño que espera su más anhelado regalo para esta Navidad con la fiel esperanza de que llegará.

Destaca que algunos músicos de la banda que acompaña al ídolo en sus conciertos como Alex Carballo, Kiko Cibrián, Lalo Carrillo, los hermanos Salo y Víctor Loyo, así como la corista Paula Peralta y los integrantes del Mariachi Vargas, conocieron personalmente el auto el pasado 27 de junio durante la gira “México Por Siempre”. Cuenta que esto sucedió cuando fueron a Houston (Texas), ciudad norteamericana donde reside Eddy, y que todos quedaron fascinados con los detalles del coche, tanto es así que los músicos compartieron fotos a través de las redes sociales, las que luego fueron viralizadas por los fans. Junto a estas publicaciones expresaron su asombro y admiración por el diseño del automóvil, deteniéndose a describir minuciosamente los detalles que lo hacen único, como así también tuvieron palabras de reconocimiento a Eddy por ser un fan genuino.

Entre esos detalles que hacen especial al coche resalta el conocido logo circular que identifica al artista con las famosas iniciales “LM” en el centro, al igual que las palabras “Luis Miguel” que se pueden observar en los tapizados y cabeceras de los asientos, alfombras, portavasos, volante, frente del auto, y hasta en un haz de luz que se puede observar al abrir las puertas, algo muy parecido a la “batiseñal”, entre otras curiosidades del auto. Todo esto sin quitar méritos a los banderines dispuestos en el techo del vehículo, y al mega poster que cubre todo el parabrisas trasero con la silueta de Luis Miguel, imagen publicitaria de la gira “México Por Siempre”.

Confiesa que en su afán porque Luis Miguel conozca el vehículo, al finalizar el show que ofreció el 30 de agosto de 2018 en el AT&T Center, en San Antonio (Texas), donde asistió junto con su familia, logró divisar la camioneta del artista cuando se dirigía a descansar al hotel junto a su comitiva de guardaespaldas. En ese momento decidió emprender una veloz persecución que se prolongó por varias calles y avenidas, sorteando autos hasta inclusive el de sus propios guardaespaldas, cual fuga de una película de acción hollywoodense. Esta aventura era transmitida en vivo por la esposa de Eddy a través de una conocida red social, seguida con mucha atención y emoción por los fans, quienes auguraban que ese deseado encuentro entre su ídolo y el preciado tributo se diera esa noche. La persecución siguió su curso llegando a alcanzar al vehículo que transportaba al cantante en un semáforo pero, para garantizar su bienestar, el artista no bajó los vidrios. Finalmente, al llegar a la entrada del estacionamiento del hotel donde se hospedaba Luis Miguel, su personal de seguridad y los del lugar solo permitieron el ingreso de la camioneta del artista.

Eddy nos cuenta acerca de cómo fue diseñado el “Luismi Móvil”: “En el año 2018 se me ocurrió ponerle a mi coche nuevo el logo “LM” en las puertas y en la parte posterior, detalles pequeños y sencillos que generaron una serie de bromas por parte de mis amigos. Pero eso no me detuvo, al contrario, me motivó a seguir agregándole más singularidades poco a poco. Y así fue como llegué a solicitar al estado de Texas la autorización para personalizar las placas, otorgándome la posibilidad de colocarle ‘Luismi’ porque ese nombre no estaba reservado, y no excedía el máximo de siete caracteres que son los permitidos”. Añade Eddy que, ante el incremento de estos detalles, también aumentaron las bromas sobre su admiración por Luis Miguel, situación que no impidió proseguir ornamentando el auto a su gusto. La siguiente fase consistió en enfocarse en la parte interior del “Luismi Móvil”, logrando sorprender nuevamente a sus amigos que ante el impacto exclamaron: “¡No puede ser que le siga haciendo cosas al coche!”.

En esta nueva remodelación le añadió bordados a los asientos, también al volante, e incorporó varias alfombras al piso, modificaciones que asegura le costaron mucho dinero porque debieron confeccionarse todas en conjunto. Así fue como obligadamente debió tomarse un determinado tiempo que le permitiera reunir los recursos necesarios para complacer su capricho.

Eddy es un gran fan mexicano que vive en Texas (EEUU) junto con su familia -esposa, hija adolescente e hijo de 4 años-, con una admiración tan arraigada por el intérprete de “La Incondicional” que no dudó en colocarle a su pequeño heredero “Luis Miguel”. Confiesa que esta decisión no fue algo fácil, pues siempre tuvo temor de que su esposa se negara debido a las bromas que le hacían los amigos y allegados de la familia. Vale decir que estos se aprovechaban de su admiración para molestarlo en cualquier circunstancia, por ejemplo cuando se enteraron que la pareja esperaba un hijo y le dijeron: “¡No pretenderás bautizarlo con el mismo nombre!”, a lo que Eddy respondió: “¿Y por qué no se puede llamar así? Si a ese niño lo voy a mantener yo”.

El pequeño Luis Miguel Aguilar practica Tae kwon Do y también es fan de “El Sol de México”, a quien le dice “tío” y sueña con conocer algún día. Es un niño tierno, dulce y muy gracioso, quien se hizo popular entre los fans a través de un video grabado por su mamá hace más de año y medio. En aquellas imágenes se lo veía en el coche, cantando y bailando al son de las canciones de la última producción discográfica de Luis Miguel, “México Por Siempre”, seleccionando los temas a su gusto, y obviando los que no lo eran de una manera muy graciosa y espontánea, con la voz, ternura e inocencia propias de la edad.

 

El “solcito” también aparece en otro video como espectador, muy serio y vestido de traje, cantando “Tú Solo Tú”, uno de sus temas preferidos, en el concierto que ofreció Luis Miguel en el American Bank Center de Corpus Christi (Texas) el 29 de junio del presente año, y que disfrutó de principio a fin.

Nota: Eddy piensa que su hijo le dice tío al artista debido a que su cara se le hace familiar, ya que su imagen decora varios espacios de su hogar mucho antes de que el bebé llegara a este mundo.

Continuará…