¿En qué momento se cruzaron los caminos el presupuesto de egresos y los tacos? Y es que en México hay una propuesta para hacer frente a la caída de recursos prevista en el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación 2020. El plan es crear impuestos para la venta de elotes y tacos, entre otras cosas. El mexicano de a pie sabe que no podrá tener mucho dinero cuando raya el alba de la quincena, pero para los tacos siempre hay dinero extra por lo económico que estos son. Un elote con chile del que pica o del que casi no pica ya sería una delicia aparte. Crear impuestos sobre estos dos sagrados alimentos para el respetable significaría un incremento a los precios en el puesto de la esquina. Con los tacos no se metan, es el clamor del pueblo de México. 

"Queremos que se establezca una ley sobre los establecimientos informales, nadie como nosotros conocemos a los informales, los tenemos en un censo, todos los taqueros, todos los eloteros, esa gente que no paga impuestos, que debería de tener una tasa para pago de impuestos que pudiera después transformarse en un fondo que pudiera llegarnos", indicó Maki Esther Ortiz Domínguez (PAN) quien es la alcaldesa de Reynosa, Tamaulipas. Propone crear un impuesto a la venta de elotes y de tacos, así como a todo comercio informal en los Ayuntamientos del país a fin de incrementar ingresos. La misma alcaldesa también sugiere que los inmigrantes se pongan a trabajar para generar dinero y poder afrontar los gastos que estos generan al llegar a la frontera y no poder cruzar hacia los Estados Unidos. Estan buscando dinero hasta en las piedras. 

En tiempos de la Cuarta Transformación los recortes a los presupuestos de los municipios están poniendo en apuros a los alcaldes. Solo en Reynosa se prevé una reducción del 25 por ciento en el Subsidio para el Fortalecimiento del Desempeño en Materia de Seguridad (Fortaseg), a pesar de que la ciudad está catalogada como una de las más violentas de la nación. La misma INEGI así la tiene registrada. Apretarse el cinturón no será suficiente y por lo mismo se está buscando aquí y allá donde subir impuestos. Los tacos y los elotes parecen ser el blanco fácil ya que abundan en cada rincón del país. El elotero o el taquero da muchas alegrías a los que les toca servir. Un taco al pastor o un elote con todo se encuentra al alcance del bolsillo del que menos gana. Ir al parque y no comer en un puesto sería como entrar a Youtube y no ver un video. Inaudito.

El anuncio no se hizo esperar en redes sociales, sobretodo en Twitter donde la etiqueta #ConLosTacosNo se hizo tendencia rápidamente. Y es que con las comidas callejeras básicas del pueblo no se pueden meter. Subir impuestos implica subir el precio a la orden de tacos o al vaso de esquite. La 4T hará más recortes en 2020 como no se vieron en 2019. Los alcaldes trataran de llenar sus arcas para afrontar los desafíos que cada ayuntamiento tiene por delante. Por lo pronto el clamor popular es que no se metan ni con los taqueros ni con los eloteros. Los mexicanos no podemos vivir sin estas dos delicias. Son tan nuestras que el extranjero que nos visita es lo primero por lo que pregunta. Me uno al grito popular: Con los tacos no. Con los elotes no.

Twitter, Instagram, Snapchat, Periscope: @sabio28