Es increíble que la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal de Puebla (SSPTM), al mando de María de Lourdes Rosales Martínez, haya aplicado en sus primeros cinco meses de operación tal sólo 587 infracciones a personas que fueron sorprendidas hablando por teléfono celular mientras manejaban.

En promedio fueron 3.8 multas diarias, una cifra que se pone en duda cuando corroboramos en un crucero de la ciudad, que dos personas o más llevan en la mano algún dispositivo móvil.

 

Esto nos hace sospechar que los uniformados, cuando pescan a un automovilista violando de esta forma el Reglamento de Tránsito, no aplican la infracción por llegar a un acuerdo con el automovilista tras una extorsión.

¿Policías corruptos?

O esto nos hace pensar también que no hay policías recorriendo las calles y viendo que son más frecuentes las personas que a bordo de sus unidades hablan por teléfono, mandan mensajes de WhatsApp, revisan su perfil de Facebook o su cuenta de Twitter.

¿Dónde están los policías?

Está claro que no podemos inclinarnos hacia la idea de que las pocas multas recabadas de manera oficial por la SSPTM, se debe a que los choferes son más responsables y ya no van distrayéndose con sus dispositivos móviles.

 

De acuerdo con datos del INEGI 2017, el parque vehicular en el municipio de Puebla es de 638 mil 346 unidades.

La encuesta Origen-Destino 2010, indica que en la zona metropolitana Puebla-Tlaxcala (39 municipios) se registran 3 millones 561 mil 314 desplazamientos diarios (viajes), de los cuales se estiman 573 mil 371 desplazamientos en automóvil particular diarios.

 

La cifra de infracciones en la ciudad de Puebla fue proporcionada por la propia dependencia a través de la solicitud de información con número de folio 0031879, donde se detalla que se aplicaron 587 multas dentro del periodo comprendido del 15 de octubre de 2018 (fecha en la que inició la administración de la presidenta municipal Claudia Rivera Vivanco) al 15 de marzo de 2019.

 

Por estas multas el gobierno capitalino logró recabar un total de 215 mil 329 pesos, dinero que se destinó a los siguientes conceptos: Materiales y Suministros (Capítulo 2000); Servicios Generales (Capítulo 3000); Transferencias, Asignaciones, Subsidios y otras ayudas (Capítulo 4000); Bienes Muebles, Inmuebles e Intangibles (Capítulo 5000); e Inversión Pública (Capítulo 6000). Aunque no se hizo un mayor detalle sobre el uso de ese dinero.

 

La dependencia también desconoce cuántos han sido hombres y cuántas mujeres debido a que la boleta no cuenta con un campo de género o sexo, sólo detalla que de todos ellos, 517 fueron conductores particulares y 70 del servicio público.

En este informe se especifica que del total, 4 fueron motociclistas que de manera increíble manejaban y hablaban por teléfono.

Aunque no tienen una estadística más amplia, se informó que de 8 de la mañana a 2 de la tarde fue cuando más multas aplicaron.

 

La SSPTM no respondió a las siguientes preguntas bajo el argumento que esos datos los tiene la Fiscalía General del Estado (FGE):

  • ¿Cuántos accidentes automovilísticos registró la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal por la imprudencia de hablar por teléfono mientras se conduce un vehículo o motocicleta dentro del periodo comprendido del 15 de octubre de 2018 al 31 de marzo de 2019?
  • De ser así, ¿cuántas personas resultaron lesionadas en estos accidentes y cuantas murieron?
  • ¿Cuál es el monto de daños en cada accidente?
  • Especificar la ubicación y horario de los accidentes causados por personas que iban hablando por teléfono mientras conducían.

 

¿Qué dice el reglamento sobre el costo de la infracción?

De conformidad con el Código Reglamentario para el municipio de Puebla, en su Capítulo 10 denominado “Tránsito Municipal y Seguridad Vial”, el cual establece en su artículo 354, numeral 39 del Tabulador de Infracciones y Sanciones, determina que las multas son equivalentes a un valor diario de 8 a 12 Unidades de Medida y Actualización (UMA).

Es decir de 675.92 a 1013.88 pesos.