Quién le estará hablando al oído a Enrique Cárdenas Sánchez que ahora se envalentonó y buscará la presidencia municipal de Puebla para las elecciones de 2021. Para ello ya empezó a consolidar la estructura de la agrupación SUMAMOS con la cual se tratará de incrustar en el próximo proceso electoral.

Enrique Cárdenas no sabe leer los resultados finales de la elección del domingo 2 de junio de 2019, alguien lo está engañando y esperamos que no sea su amigo el ex presidente municipal de Puebla Gabriel Hinojosa Rivero, quien sigue soñando con probar nuevamente las mieles del poder. 

Si en el pasado proceso electoral por la gubernatura del estado -donde fue derrotado por Miguel Barbosa Huerta- obtuvo un poco más de 500 mil votos, no fue por su perfil ciudadano o su gran trayectoria académica, sino por la estructura del PAN que le dio más de 400 mil sufragios y por el mal gobierno que ha encabezado la presidenta capitalina Claudia Rivera Vivanco.

Sólo hay que recordar que fracasó en su intento de ser candidato independiente a la gubernatura de Puebla para el proceso de 2018, ya que sólo pudo juntar 24 mil firmas ciudadanas de las más de 100 mil que necesitaba para poder participar; previo a eso había intentado ser el candidato de Morena pero de ahí lo echaron a patadas.

Pero a Enrique Cárdenas no le importa eso, jura y perjura que irá por la revancha y ya se anotó en la lucha por el Palacio Municipal de Puebla, y para ello ya anunció que quien le quiera entrar a su proyecto y a la agrupación SUMAMOS, deberá dar una “pequeña aportación anual”, a pesar de asistir a las reuniones donde comenzarán a “definir proyectos”.

Qué pensará ahora el PAN de esta nueva jugarreta de Enrique Cárdenas, lo apoyará nuevamente en las próximas elecciones o ahora sí dejará que se rasque con sus propias uñas.