Ya se descubrió que las empresas que orquestan la campaña negra en contra del candidato a la gubernatura de Puebla Miguel Barbosa Huerta, son las mismas que tumbaron hace unos días las cuentas de Twitter de varios servidores públicos emanados de Morena, como la presidenta municipal, Claudia Rivera Vivanco, entre otros diputados.

Se trata de Indatcom, La Covacha y EU Zen Consultores, quienes tienen un ejército de bots que tanto en Twitter como en Facebook se la pasan descalificando al candidato de la alianza “Juntos Haremos Historia”. Trabajan día y noche, nunca se cansan, no comen ni duermen. Todo el tiempo están pegados a sus computadores o dispositivos móviles.

Aunque ya se decía que estas compañías habían sido contratadas para hacer el trabajo sucio que necesita Enrique Cárdenas Sánchez, candidato del PAN, PRD y Movimiento Ciudadano, no se tenía prueba de que estuvieran detrás de todos los ataques.

Sin embargo, un error en el manejo de cuentas puso al descubierto todo. Uno de los operadores difundió una invitación a una gira de Enrique Cárdenas pero en las cuentas oficiales del Ayuntamiento de Zapopan, Jalisco. Este fatal descuido corroboró toda la red que se puso en marcha en contra de Miguel Barbosa.

El candidato ya pidió una explicación, no sólo al presidente de Zapopan, Jalisco, Pablo Lemus Navarro, quien para lavarse las manos tuvo que romper relación con las empresas, sino también al gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro Ramírez.

Y es que se dijo que desde ese estado se planean los ataques que son financiados con recursos públicos. Sorpresivamente Enrique Cárdenas reconoció ante los medios de comunicación que Indatcom está trabajando en su campaña pero negó, ajá, que promueva la guerra sucia.