Los servidores públicos de San Andrés Cholula juegan a ser Letty Ortiz, Dominic Toretto o Brian O'Conner, los protagonistas de la saga “Rápidos y Furiosos”.

Las cámaras del programa Monitor Vial del gobierno del estado de Puebla, han captado a varios funcionarios de la presidenta Karina Pérez Popoca conducir a exceso de velocidad.

Las vialidades que agarran como pista de carreras son el bulevar del Niño Poblano, la Vía Atlixcáyotl, el Periférico Ecológico y la recta a Cholula.

Van rápidos y furiosos en la mañana, tarde y noche.

Rebasan sin pudor y de manera inconsciente los límites de velocidad, poniendo en riesgo la vida de peatones y otros automovilistas.

Son constantes las faltas cometidas por los servidores públicos sanandreseños.

En el registro de infractores está el propio secretario de Seguridad Pública y Tránsito Municipal Arturo Saucedo Díaz, quien tiene en su historial al menos 16 fotomultas por un monto de 12 mil 896 pesos.

Este servidor público ha sido captado conduciendo a 143 kilómetros por hora (su máxima velocidad) en el bulevar del Niño Poblano a la altura de Angelópolis, el 29 de octubre de 2018 a las 07:41 horas, aunque la multa que recibió sólo fue por 806 pesos la cual se reporta como pagada, al igual que las demás, en el programa de Movilidad Segura. En esta vialidad no sólo hay centros comerciales, sino también está el Hospital del Niño Poblano, la Universidad Iberoamericana y el Parque de la Niñez.

Arturo Saucedo tiene asignada la unidad Dodge Charger, modelo 2015, tipo patrulla, con placas de circulación TZP4188, pero no tiene logotipos oficiales del Ayuntamiento de San Andrés Cholula, aunque está asignada al Complejo de Seguridad.

Por cierto, ha trascendido que el secretario de Seguridad Pública y Tránsito Municipal no cuenta con las pruebas de control y confianza, además de que no tendría permiso de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) para portar armas, lo cual ha solapado la propia presidenta municipal, quien lo protege de éstas y otras violaciones a la ley.

Pero hay más. Un automóvil Jetta Clásico asignado a la Presidencia, con placas de circulación TZJ5349, también cuenta con al menos 5 fotomultas por un monto de 2 mil 268, de las cuales las últimas tres no han sido pagadas. Es del equipo de Karina Pérez.

Eso no es todo. La regidora María Guadalupe Espinosa también está en la lista de infractores, su Jetta Clásico con placas TZJ-5328 que le asignó la presidenta, tiene una fotomulta por 634 pesos, la cual se registró el pasado 5 de febrero a las 10:09 horas en el bulevar del Niño Poblano, a la altura Angelopolis.

 Los infractores son muchos y nadie los detiene, parece que hay una competencia entre ellos por establecer el record de más fotomultas acumuladas.

Sería bueno conocer si son los “Rápidos y Furiosos” quienes de su bolsillo pagan las sanciones o el dinero para liquidarlas sale de los impuestos de los sanandreseños.

Karina Pérez Popoca no quiere poner orden.