Cuál fue el motivo de la reunión que sostuvo la semana pasada el gobernador de Puebla, Guillermo Pacheco Pulido con el ex gobernador Melquiades Morales Flores, la cual se realizó en el restaurante Casa de los Muñecos del Complejo Cultural de la BUAP. Los acompañantes del ex senador le presentaron al mandatario un par de carpetas de trabajo.

*** 

Tienen mucha razón los abogados que esta semana señalaron abiertamente que la Comisión Estatal de Derechos Humanos Puebla se convirtió en un bunker desde 2012, fecha en la que llegó a la presidencia el tristemente célebre Adolfo López Badillo. Sin duda ese edificio público ubicado en la esquina de la 5 Sur y 5 Poniente, es un búnker donde ni los derechos humanos pueden entrar.

*** 

Sandra Paola Rodríguez renunció la semana pasada a su cargo como delegada en Puebla del ISSSTE; aseguran que muy molesta envió a las oficinas centrales el documento donde anunció su retirada, aunque muchos juran que no fue voluntaria, sino que le mencionaron que ya era hora de dejar el cargo, cosa a la que se resistía.

*** 

Sigue perdido el candidato del PAN, PRD y Movimiento Ciudadano a la gubernatura de Puebla, Enrique Cárdenas Sánchez. Para curarse el dedo dice que no quiere reuniones masivas, que sólo dialogará con los líderes, es por eso que su equipo de prensa no manda ni fotografías de esos encuentro o si lo hace es ya cayendo la noche, cuando ya todo mundo está en cama.

***

Hasta que se ponen a trabajar los agentes de Vialidad del Estado, por fin realizan operativos reales para detectar motos y autos sin papeles. Los operativos son constantes en el bulevar Municipio Libre y la Vía Atlixcáyotl, Cada día de operativo la pesca es muy buena, pero en esta ocasión los uniformados se van con los bolsillos vacíos. Eso quiérela gente, que se pongan a trabajar.

***

Y la secretaria de Seguridad Pública y Tránsito Municipal de Puebla, Lourdes Rosales Martínez que no mueve ni un dedo para disminuir los índices delictivos, por el contrario parece que hace todo lo contrario para que la ciudad siga siendo blanco de la delincuencia. Los asaltos en el transporte público y a transeúntes ya son el pan nuestro de cada día. Los policías parece que les interesa más extorsionar que servir y proteger a las familias poblanas.