Andrés Manuel López Obrador llega a la centena de días gobernando de una manera que ha sacudido a la clase política de México. En una encuesta de El Universal, AMLO llega a sus primeros 100 días de gobierno como una aprobación del casi 80%. Es la más alta registrada para cualquier presidente en la historia. Van poco más de tres meses de gobierno, pero parecerían mucho porque todos los días ofrece una conferencia de prensa para dar el parte de lo que sucede en la nación. Para el director de Parametría, Francisco Abundis, cree que la aprobación presidencial se vincula con su estilo de hacer política. "Genera la sensación de que hace mucho", explicó a BBC Mundo. "Es una forma de comunicar y un estilo de gobernar". 

AMLO es un presidente que inició funciones desde que ganó el 1 de julio ya que durante su campaña dijo entre otras muchas cosas que vendería el avión presidencial al calificarlo de ostentoso, algo que ni Obama tenía. También dijo que cancelaria el nuevo aeropuerto que se construía en Texcoco a pesar de que su construcción ya tenía un avance del 20% y que incluso el magnate Carlos Slim salió a dar una conferencia de prensa en la que decía cuáles eran los beneficios de este aeropuerto pactado para tener seis pistas. AMLO simplemente dijo que tenía información de que había casos de corrupción y con una consulta pública sin ningún tipo de aval se decidió cancelarla. Esta considero que es la decisión más destacable tomada en sus primeros días en el poder, aunque esta decisión fue tomada durante la transición.

 

Otra de sus promesas estelares durante su campaña fue la construcción del Tren Maya. Un tren de 1500 kilómetros que recorrería la península de Yucatán cruzando parajes naturales, pero en una de las zonas más visitadas por el turismo extranjero: la Riviera Maya. AMLO ha dicho que no se tirará un solo árbol y en estos primeros días de su gobierno ha sido de las promesas que mayor controversia ha generado porque por un lado quiere proteger a Texcoco pero no así a la zona de Yucatán. Mientras hubo mucho ruido en redes sociales por el lago inexistente donde se construiría el aeropuerto, para lo de la construcción del Tren Maya no se ha hecho tanto dejándolo de nuevo a una consulta que de cierta manera están hechas a modo y donde seguramente si se construirá, aunque no haya estudios pertinentes aún. 

Van 100 días y van 100 días de guerra contra el robo de combustible. Este es el tema que más ha acaparado la atención del novel sexenio Lopezobradista. En enero se dejó de comprar una gran cantidad de combustible lo que provocó un desabasto inédito en las ultimas décadas. Se controlaron zonas del país donde el robo de gasolina era un estilo de vida. El bastión más grande sigue siendo el de Guanajuato donde la cacería por uno de sus líderes más importantes continua. Bajó el robo de combustible y ese es para mí el gran acierto de la guerra de AMLO contra la corrupción en Pemex. 

López Obrador es un presidente atípico. Muchas de las cosas que hemos estado viendo son nuevas para muchos. AMLO ha hecho que el pueblo vuelva a creer en un político y las encuestas así lo afirman. La controversia no es ajena a este sexenio con el plan de la creación de la Guardia Nacional, el recorte al presupuesto para las guarderías infantiles y refugios a mujeres maltratadas, el apegarse a la constitución y no querer opinar sobre Venezuela, el debate sobre el aborto entre otros muchos temas. Van 100 días y el camino es bastante largo. El plan de AMLO es acabar con la corrupción y ese es su tema favorito en las más de 60 conferencias matutinas en Palacio Nacional. Habrá que esperar a que se cumpla un año para ver cómo sigue el sexenio y ver si habrá una cuarta transformación de México o solo será un intento de transformación que será de cuarta. 

 

Twitter, Instagram, Snapchat, Periscope: @sabio28