Ahora con las redes sociales, más y más gente han perdido la costumbre de escuchar noticias en la televisión y el radio o de leer los periódicos completos (como lo hacían nuestros abuelitos). Muchos confían en su timeline, en lo que publican sus amigos, para sentirse informados. Consideran que eso es suficiente y no buscan activamente las noticias.

Este comportamiento es conocido como “news find me perception” o “la percepción de que las noticias me encuentran” y fue estudiado recientemente por el Dr. Homero Zúñiga de la Universidad de Viena.

Su hipótesis establece que establece que con las redes sociales siendo el centro de los medios de comunicación actuales, los ciudadanos pueden percibir que no necesitan salir a buscar las noticias porque estarán expuestos a ellas y estarán bien informados con sus redes y su comunidad.

Los datos que encontró es que los individuos que perciben que las noticias los van a encontrar son menos proclives a buscar noticias en medios tradicionales y tienen menos conocimiento sobre política en el tiempo.

Lo paradójico de sus descubrimientos es que, aunque sí están expuestos a muchas noticias en las redes sociales, este comportamiento no facilita el aprendizaje político, ya que el tipo de noticias que consumen no son particularmente relevantes a los sucesos de su comunidad. Los resultados sugieren que las noticias crean conocimientos políticos cuando se buscan activamente.

Esto es relevante ya que, para tener una sociedad activa políticamente, se requiere que esté bien informada de todo aquello que le compete a su comunidad.

Cabe destacar que son las generaciones más jóvenes los que tienden a confiar en sus redes sociales y a sentirse satisfechos con su nivel de información; y por ende perciben que no necesitan buscar noticias.

Ahora, en términos de los descubrimientos estadísticos del estudio del Dr. Gil de Zúñiga, es interesante que la percepción de que las noticias te encuentran no está correlacionada con salir a votar; pero sí está correlacionado negativamente con el interés por política y con los conocimientos de política; los cuales pueden crear un efecto a la larga de disminuir la participación política.

Esto quiere decir que aquellos que no buscan activamente otras fuentes de información y se conforman sólo con lo que reciben en sus redes sociales están menos interesados en política, tienen menor conocimiento de política y a la larga estos dos elementos los llevarán a participar menos en política.

Y aunque ya lo mencioné, esto realmente llama la atención, porque muchos asumen que al vivir expuestos por las redes sociales a tanta información vamos a estar informados. Y lo que este estudio demuestra es lo contrario. La información a la que estamos expuestos no es suficiente y no es de la calidad suficiente para considerarnos como informados.

Así que, si usted se conforma con lo que recibe de información en sus redes, lamento informarle que sí le tienen que dedicar un poquito de tiempo a buscar más información antes de considerarse informado.