Imagina que estás jugando una partida de Ajedrez.

Mueves blancas y con tu reina, torre y un caballo tienes acorralado al rey.

Tu oponente está en una esquina y ya perdió la mayoría de sus piezas con las que también estuvo a punto de ponerte en jaque.

Te comiste sus torres, ambos alfiles, su reina y uno de los caballos; los peones que quedan están atorados en el centro.

Estás esperando su respuesta y a un sólo movimiento del jaque mate cuando de repente alguien pasa y mueve bruscamente el tablero…

Algo así sucedió el pasado 24 de diciembre tras la muerte de la gobernadora de Puebla Martha Erika Alonso Hidalgo y su esposo el senador Rafael Moreno Valle.

Un sentimiento profundo en la clase política.

Un hecho que sin duda cambiará el rumbo del estado, aún no sabemos si para bien o para mal.

El jugador que movía las fichas blancas tendrá que volver a jugar, empezar de cero, pero ahora con una nueva estrategia, muy diferente a la que usó al principio.

El de las piezas negras tiene una segunda oportunidad que representa oxígeno puro cuando estuvo a punto de la muerte, pero con la ventaja de saber perfectamente los movimientos de su oponente y con ello atajarlos antes de que pueda armar cualquier tirada.

En esta ocasión, el juego de las fichas blancas será diferente, pues otro tendrá que agruparlas y moverlas de manera inteligente.

El mejor jugador murió en ese accidente aéreo…

En próximos días el Congreso del Estado de Puebla deberá elegir al gobernador interino y posteriormente convocar a nuevas elecciones constitucionales, desde luego, los partidos postularán a sus respectivos candidatos, todo apunta a que la elección será hasta el domingo 2 de junio.

Por un lado estará la alianza “Juntos Haremos Historia” integrada por Morena, Encuentro Social y el PT; en el bando contrario los de la coalición “Por Puebla al Frente”, la cual está compuesta por el PAN, PRD, Compromiso por Puebla, Pacto Social de Integración y Movimiento Ciudadano; también está de su lado Nueva Alianza.

El PRI puede ser el fiel de la balanza.

En el tablero se deberán colocar de nuevo las fichas, todas son importantes: un peón puede matar al rey o al rebasar la línea enemiga puede convertirse en reina, por eso ninguna pieza debe ser menospreciada.

La partida está por empezar y el primer movimiento lo hará Morena al elegir en breve al gobernador interino, veremos si con ello se apodera del centro del tablero para armar su juego rumbo a la elección por la gubernatura de Puebla…

¿Quién será el ajedrecista?

Les deseo un buen año, que haya salud y felicidad.

Comentarios al WhatsApp 2228660733