El escenario político electoral para los próximos años dejará de contar con dos partidos políticos. El día 23 de agosto, el Consejo General del Instituto Nacional Electoral, al determinar la asignación de espacios plurinominales en ambas Cámaras del Congreso de la Unión, sin acordar diputaciones ni senadurías para los partidos Encuentro Social y Nueva Alianza, confirmó por la vía de los hechos, la pérdida de registro de ambos institutos políticos.

La declaratoria de pérdida de registro de un partido político la realiza otro órgano del INE, la Junta General Ejecutiva, a cargo de quien está la determinación final del número de votos que obtuvo cada partido político. La ley establece que los institutos políticos que no alcanzan en cualquier elección federal el 3 por ciento de la votación, perderán su registro.

Desde el mes pasado la Comisión de Fiscalización y el Consejo General del INE, una vez concluidos los cómputos distritales de la elección, determinaron diversas medidas para intervenir administrativa y financieramente de manera precautoria a los partidos políticos que no alcanzaron el umbral de votación en las pasadas elecciones, entre otras medidas, se realizó el nombramiento de un interventor.

A partir de la declaratoria de pérdida de registro el interventor nombrado por el INE de una lista de peritos, se hará cargo de la administración de cada uno de los partidos políticos con la finalidad de iniciar con el proceso de liquidación. Este proceso, en primer lugar, hará un listado de los ingresos y deudas de los partidos, establecerá un orden de prelación para el pago de las deudas y venderá los bienes muebles e inmuebles propiedad del partidos. Si después de hacer frente a las obligaciones del instituto político quedaran recursos disponibles, los reintegrará a la tesorería de la federación.

Ambos partidos, a pesar de que al no contar con porcentaje mínimo de votos establecido por la ley y no recibir escaños por el principio de representación proporcional, conservarán los escaños que por mayoría relativa hubieran ganado en las urnas el pasado 1 de julio.

En la Cámara de Diputados, Nueva Alianza contará con dos espacios, los dos para mujeres, mientras que en el Senado de la República con un escaño que será ocupado por un hombre. Por otra parte, el partido Encuentro Social tendrá 56 espacios en la Cámara de Diputados, de los que 33, el 48.2 por ciento, estará ocupado por mujeres y 23 más por hombres. En el Senado este partido tendrá 8 escaños, 6 de ellos, el 75 por ciento, serán para mujeres.

Nueva Alianza y Encuentro Social pierden sus registros nacionales pero la ley les permite conservar el registro local en las entidades federativas en las que superaron el umbral establecido en las leyes locales, que puede ser distinto al requerido a nivel federal, lo que no sucedía antes de manera automática sino que tenían que obtener su registro de cada instituto electoral local. Desde ahí podrán empezar a construir la vía que los lleve a cumplir con los requisitos legales para volver a solicitar su registro como partido político nacional.