El martes 3 de julio un grupo de militantes de MORENA, incluidos legisladores electos, tomaron por asalto el Hotel MM de la ciudad de Puebla acusando que en ese lugar se fabricaba un supuesto fraude electoral.

De esta forma pretendían revertir los resultados a favor del ex candidato a la gubernatura del estado Miguel Barbosa Huerta.

La historia ya la conocemos todos y muy bien, incluso la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade) informó que la papelería y toda la documentación hallada era legal que la tuviera en ese bunker el Comité Directivo Estatal del PAN. 

Tras los golpes y destrozos, los propietarios del hotel y Acción Nacional denunciaron los hechos ante la Fiscalía General del Estado de Puebla; las afectaciones están cuantificadas en más de 4 millones de pesos. 

El día de los actos vandálicos, todo mundo vio la golpiza que recibieron los jóvenes que trabajan para Acción Nacional, la turba también agredió al líder estatal de ese partido político Jesús Giles Carmona

A los pocos minutos aparecieron dos personas que iban con los legisladores electos de Morena José Juan Espinosa Torres y Alejandro Armenta Mier; mostraron varias laptops que dijeron haber encontrado en uno de los salones del hotel, incluso, aseguraron que habían sido reseteadas porque ahí ocultaban información del supuesto fraude electoral. Ante los medios de comunicación enseñaron el equipo que supuestamente entregarían a los peritos de la Fepade. 

Al parecer uno de estos sujetos, cuyos datos generales se desconocen pues sólo se sabe que en colaborador de Miguel Barbosa Huerta, se robó una o varias laptops, pues el Comité Directivo Estatal del PAN aún tiene un faltante de 10 computadoras. 

Y es que una semana después (lunes 9 de julio, por la mañana) este mismo personaje recorrió varios puestos de la Plaza de la Tecnología ubicada en pleno Centro Histórico de Puebla buscando el cargador de una de esas computadoras que ocultaba entre el chaleco que llevaba puesto, el cual tiene el logotipo de Morena.

Fue a parar en el local 370 donde una mujer lo atendió y le vendió lo que andaba buscando, a ella le dijo que el suyo “lo había perdido”.

La chica que lo atendió confirmó que le había vendido el cargador y que estaba probando esa computadora.

Otro vendedor confirmó que este sujeto le habría ofrecido la computadora, pues dijo que necesitaba dinero para solventar unos gastos personales.

Las imágenes hablan por sí solas en un video que circula en redes sociales. Todo parece indicar que este joven, seguidor de Andrés Manuel López Obrador y Barbosa, se quedó con uno o varios de esos equipos y que evidentemente fue a conseguir el cargador para ver qué tiene o muy probablemente para apropiárselo y sacar alguna ganancia económica..

Aún no aparecen 10 laptops del PAN.

¿Cuál será la respuesta de este sujeto?

¿Qué esa no era una computadora del PAN?

¿Qué es su computadora y que el cargador se descompuso?

¿Qué era la computadora del primo de un amigo?

Ustedes tienen la mejor opinión.