Foto: Especial

USAIN BOLT SE LESIONA EN SU ÚLTIMA CARRERA

El jamaiquino vio caer su imperio con un terrible desgarre, aunque su orgullo fue más fuerte para lograr llegar a la meta por su propio pie.

sábado, 12 de agosto de 2017, Julio Sánchez

Usain Bolt no pudo tener el peor final para su estupenda carrera, un hombre que dominó por completo las pruebas de atletismo tuvo un adiós que se desea a los peores enemigos, una lesión que lo dejó fuera de las medallas.

USAIN BOLT CONFÍA EN RETIRARSE CON NUEVO TRIUNFO

BOLT SE DESPIDE DE LOS 100 METROS CON UN BRONCE

El Mundial de Atletismo de Londres ya le había entregado una especie de decepción, al terminar con la medalla de bronce en la prueba de los 100 metros, por lo que todas las miradas apuntaban al relevo 4x100, la que sería su última carrera.

Bolt había preparado un día distinto a otros, al ser su último día en competencia oficial, decidió hacer las series de la mañana, algo que no hacía desde los Juegos Olímpicos de Beijing 2008, cuando consiguieron la medalla de oro que después le fue arrebatada por el doping descubierto a Nesta Carter.

Su competencia era clara, Estados Unidos y los locales de Reino Unido se ponían como los rivales a vencer, quienes al final del circuito terminaron con la medalla de plata y oro, respectivamente.

La carrera era fuerte como todos lo imaginaban, los 30 segundos de mayor emoción en el mundo del atletismo, el relevo llegó a Usain Bolt, quien cerraba la competencia. Después de la curva, Bolt llega a su zancada número 20 rumbo a la recta final, cuando un grito inundó el estadio, un grito de dolor, pero más de frustración por el final.

Bolt intentó, pero cayó tres pasos después, la carrera, tanto en la pista como de manera profesional. Con su mayor profesionalismo, Usain se levantó por su propio pie y caminando rebasó la meta para ser atendido posteriormente por su desgarre, una trayectoria que no obtuvo el final merecido y que no por ello dejará de ser recordada como una de las de mayor dominio en el deporte.