Foto: Especial

MÉXICO RECHAZA INTERVENCIÓN MILITAR DE EE.UU. EN VENEZUELA

La Cancillería se pronunció en contra de cualquier acto militar extranjero o interno para restablecer el orden democrático en Venezuela.

sábado, 12 de agosto de 2017, Sergio Noriega

El Gobierno de México rechazó de forma tajante una acción militar del extranjero en territorio venezolano. El posicionamiento del país tiene lugar después de los recientes comentarios del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien dijo que no descarta una intervención militar en la nación sudamericana.

NO DESCARTAMOS OPCIÓN MILITAR EN VENEZUELA: TRUMP

RETOMAN PROTESTAS CONTRA MADURO EN VENEZUELA

El polémico mandatario reprobó la situación que actualmente viven millones de venezolanos bajo el régimen de Nicolás Maduro. Asimismo, resaltó que su gobierno no cierra la posibilidad de ejecutar una acción bélica en el territorio para restaurar la democracia.

“La crisis en Venezuela no puede resolverse mediante acciones militares, internas o externas”, declaró la Secretaría de Relaciones Exteriores a través de un comunicado, en el que pidió no violar la Carta de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

De igual forma, la Cancillería aprovechó la oportunidad para recordar la adopción de la llamada, el pasado 8 de agosto. Dicho documento fue signado por un total de 12 países para desconocer la legitimidad de la Asamblea Nacional Constituyente, un órgano promovido por Nicolás Maduro. Declaración de Lima

“México reitera el contenido de la Declaración de Lima y seguirá haciendo todos los esfuerzos diplomáticos para que se restaure la democracia en Venezuela a través de una salida pacífica y negociada”, agrega el texto.

Después de la amenaza lanzada por Donald Trump, el canciller de Venezuela, Jorge Arreaza, afirmó que su país y la Revolución Bolivariana reprueban los comentarios imperialistas del Presidente de Estados Unidos.

“Estas declaraciones belicistas representan una amenaza directa contra la paz, la estabilidad, la independencia, la unidad territorial, la soberanía y el derecho a la autodeterminación de Venezuela”, precisó.

Por su parte, el gobierno del mandatario colombiano, Juan Manuel Santos, se pronunció en contra de las palabras de Donald Trump, tras considerar que se deben priorizar las soluciones pacíficas antes de una intervención militar en la región.