Foto: Especial

GOOGLE ESTÁ EN CONTRA DE MADURO: CABELLO

El líder chavista, Diosdado Cabello, aseguró que Google forma parte de la campaña en contra de Nicolás Maduro.

domingo, 16 de julio de 2017, Sergio Noriega

El gobierno de Nicolás Maduro arremetió contra el buscador más popular del mundo en Internet, Google. De acuerdo con el chavismo, la empresa californiana es parte de la gran campaña mediática contra el Presidente y la Revolución Bolivariana, aprovechándose de su hegemonía en el universo de las búsquedas en la web.

INICIA LA CONSULTA POPULAR DE OPOSICIÓN EN VENEZUELA

QUE ME MATEN, SEGUIRÉ LUCHANDO POR VENEZUELA: FISCAL

La acusación provino de uno de los grandes líderes del chavismo, Diosdado Cabello, quien aseguró que Google contribuye a la difusión de información falsa sobre la crisis en Venezuela. En declaraciones ante los medios de comunicación, la mano derecha de Maduro criticó el accionar de la compañía.

“Es una gran campaña internacional contra Venezuela. Google no acepta ni una sola campaña para la Revolución Bolivariana y métete en cualquier página, la que tú quieras, y consigues propaganda de la oposición, es una campaña mediática mundial contra la Patria de Bolívar”, afirmó.

En el marco del simulacro de votación rumbo a la Asamblea Nacional Constituyente, Cabello ligó a Google con los intereses de la oposición en el país. Asimismo, aprovechó para desestimar los pronunciamientos de la ONU y la OCDE, organismos que llaman a respetar la voluntad del pueblo venezolano.

“Más que la ONU son facciones, grupos, y la oposición consiguen una declaración y la convierten en propaganda. Lo importante es quién lo apoya aquí en Venezuela, nosotros somos libres (…) La Constituyente evitará con toda seguridad que estas instituciones internacionales puedan intervenir en los asuntos internos de un país”, declaró.

Cabe recordar que el Gobierno de Venezuela organizó comicios para el próximo 30 de julio, en donde se votará para la integración de la Asamblea Nacional Constituyente. Dicho organismo se encargaría de redactar un nuevo ordenamiento jurídico, proceso que la oposición busca impedir a toda costa tras considerarlo una muestra más de autoritarismo.