Solalinde rechaza trabajar con López Obrador como Ombudsman

Alejandro Solalinde aseguró que desea seguir con su activismo fuera del gobierno.

Foto: Especial

El sacerdote y activista, Alejandro Solalinde, reiteró este miércoles que no tiene la intención de asumir la titularidad de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), pese a la oferta que le hizo el virtual presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, desde hace varios meses.

El religioso ofreció una conferencia de prensa donde dejó en claro que no tomará ningún cargo dentro de la próxima administración, descartando de forma tajante que vaya a convertirse en el Ombudsman a nivel nacional.

Solalinde afirmó que se trata de una decisión personal, debido a que no existe ninguna restricción en el marco legal que le impida ejercer el cargo. Aunque está habilitado para ello, consideró que lo adecuado es continuar con su lucha social sin entrar a las filas del gobierno.

ÚLTIMA HORA

“No hay en realidad ninguna objeción, no se rompe el Estado de Derecho, el Estado laico, si yo fuera sacerdote, porque los derechos humanos no son incompatibles con el ministerio (…) Pero yo quiero ser libre, soy un sacerdote de a pie, soy un misionero de a pie. Me imaginaba yo, me veía como funcionario, y no me veía. Yo no puedo ser funcionario”, declaró.

Después de negarse a llevar las riendas de la CNDH, dijo que se comunicará con el equipo de Andrés Manuel López Obrador para candidatear a Elizabeth Lara, tras considerar que es la persona ideal para ejercer el puesto.

“Es una servidora pública ejemplar, una persona íntegra por donde le busquen (…) que tiene vocación de servicio, que ha batallado con nosotros. Para ella no ha habido horarios, no le interesa el dinero (…) Por eso me honra presentárselas y decirles que Andrés Manuel se sentirá muy honrado. Esta mañana le notifique a él, el presidente electo [mi decisión]”, detalló.

Actualmente, Elizabeth Lara se desempeña como coordinadora de la oficina de Derechos Humanos en el estado de Oaxaca. La funcionaria se ha destacado por atender casos de abusos contra migrantes centroamericanos, el combate contra la violencia intrafamiliar y la defensa de los grupos vulnerables.