Foto de López Obrador con el subcomandante Marcos es real: Verificado 2018

La imagen circuló en las redes sociales y despertó las dudas de los usuarios, hasta confirmarse que el encuentro sí tuvo lugar entre ambos personajes.

Foto: Especial

Varios usuarios compartieron en redes sociales una fotografía donde aparece Andrés Manuel López Obrador con el subcomandante Marcos, símbolo de la lucha zapatista en la región sur del país.

Asimismo, el ex Jefe de Gobierno de la Ciudad de México aparece acompañado de Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, Cuauhtémoc Cárdenas Batel y Rosario Ibarra de la Piedra. La imagen despertó muchas dudas entre los internautas, quienes pusieron en duda su autenticidad.

Una de las razones por las que se cuestionó la veracidad de la fotografía es que López Obrador parece estar a la altura de Cárdenas Solórzano, cuando el fundador del PRD es mucho más alto que el ganador de las elecciones presidenciales del 1 de julio.

ÚLTIMA HORA

Verificado 2018 se dio a la tarea de indagar sobre la autenticidad de la imagen y corroborar si el encuentro entre estos personajes fue real. En un diálogo con Cárdenas Batel, quien difundió la imagen original, señaló que la imagen compartida por María del Rosario Piedra en sus redes sociales está editada, sin embargo, el encuentro entre Obrador y Marcos sí ocurrió hace varios años.

“La fotografía es del 13 de noviembre de 1994. Ese día viajamos mi padre, Andrés Manuel, un colaborador de mi padre y yo a Tuxtla, y de ahí nos fuimos en coche a Comitán, donde encontramos a Rosario Ibarra con una colaboradora también, y de ahí ya nos fuimos a Guadalupe Tepeyac en coche”, comentó.

El hijo de Cárdenas Solórzano recordó el encuentro con lujo de detalle y reveló que no pasaron demasiado tiempo con el subcomandante Marcos, ya que fue una reunión que solo duró un par de horas.

“Nos reunimos todos con el subcomandante Marcos, con el comandante Tacho y con el entonces mayor Moisés, y luego se quedó mi padre solo con ellos. Después de que platicaron un rato comimos un caldito de pollo y salimos de ahí, de nuevo rumbo a Tuxtla. Debieron ser tres horas las que estuvimos ahí con ellos”, concluyó.