CIDH solicita a EE.UU. reporte sobre niños migrantes separados de sus familias

Entre los datos que pidió la Comisión están datos sobre la localización de los menores, el tratamiento que se les ha dado y cómo los reúne con sus familias.

Foto: Especial

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), solicitó al gobierno de Estados Unidos un reporte con información sobre el tratamiento dado a los niños y adolescentes migrantes que fueron separados de sus familias en la frontera con México, como consecuencia de su política de cero tolerancia.

Esta solicitud la realizó en respuesta a la petición de medidas cautelares que impulsó la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), quien hizo su solicitud formal el pasado 22 de junio, con objetivo de conocer a detalle la situación de los menores migrantes separados.

Por ello, también pidió en su reporte información sobre la localización de los menores, el tratamiento que se les ha dado al ser separados de sus familias y explicaciones para saber cómo realiza el proceso de reunificación con sus familiares.

ÚLTIMA HORA

La CIDH respondió a la solicitud de la CNDH junto a la de otras instituciones de derechos humanos, para que aplicará medidas cautelares y llamara a Estados Unidos a frenar la práctica de separar a los niños, niñas y adolescentes migrantes de sus familias. Además, le han pedido solicite medidas para proteger los derechos de la niñez a la integridad personal, la salud, la familia y la libertad personal.

También, la Comisión pidió al organismo nacional y otras instituciones derechos humanos colaborar de la mano para proveer más información respecto a la situación de los migrantes en territorio estadounidense.

La CNDH respondió al anuncio comentando que la intervención de la CIDH es un avance estratégico en la protección de las niños, niñas y adolescentes migrantes.

“La participación de la Comisión Interamericana es fundamental para atender la situación crítica de las niñas, niños y adolescentes migrantes separados de sus familias, por lo que este requerimiento formal de información representa un paso positivo hacia el otorgamiento, en su caso, de medidas cautelares que protejan los derechos de las familias migrantes en los Estados Unidos de Norteamérica”, indicó la CNDH.