El sueño de Rusia 2018 se vuelve realidad ¡Bienvenidos!: Putin

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, dedicó unas palabras de bienvenida a los equipos y aficionados de todo el mundo en el marco del Mundial de Rusia 2018.

Foto: Especial

El 68° Congreso de la FIFA, celebrado en la víspera del arranque de la Copa del Mundo, tuvo un invitado de honor, el presidente Vladímir Putin. El mandatario participó brevemente para expresar su alegría por ser el anfitrión de miles de aficionados de diferentes partes del planeta.

El mandatario ruso hizo su aparición a mitad del evento para emitir un discurso de bienvenida, así como para recibir las palabras de reconocimiento del presidente de la FIFA, Gianni Infantino, quien elogió su liderazgo para la organización de la gran fiesta deportiva.

“Muchas generaciones de nuestros aficionados soñaban que nuestro país fuera anfitrión de los mejores equipos del mundo y este sueño se convierte en realidad el día de mañana”, declaró.

ÚLTIMA HORA

Putin anticipó a todos los presentes que Rusia es un país lleno de tradiciones y costumbres sorprendentes que serán descubiertas poco a poco por los ciudadanos extranjeros, a quienes considera sus invitados de honor.

"Juntos hemos aplicado todas las fuerzas para que el principal campeonato de fútbol se celebre al máximo nivel, para que se convierta en un evento inolvidable para todos los que participen en el mismo, ya sean jugadores o no, hinchas fieles en el estadio o telespectadores", agregó.

Por su parte, Infantino le hizo entrega de un banderín de la FIFA y tomó el micrófono para dedicarle unas palabras de agradecimiento, a solo unas horas de que se lleve a cabo la gran ceremonia de inauguración.

“Desde el fondo de nuestros corazones, reciba nuestro agradecimiento por su compromiso, su pasión por hacernos sentir parte del mismo equipo”, comentó el dirigente.

Uno de los momentos más emotivos del evento fue el minuto de silencio que se guardó por los decesos que se registraron durante el último año, un espacio para recordar a ex jugadores, aficionados y directivos que no alcanzaron a disfrutar de la máxima celebración del futbol.