¿Cómo planeó Nolan su trilogía de Batman?

El sello personal de Nolan está en su trilogía sobre Batman, con la cual revolucionó el género de superhéroes para siempre.

Foto: Especial

El director británico Christopher Nolan es uno de los realizadores más reconocidos de la actualidad, y en voz del propio Nolan, hace un cine que se adentra del género negro, aunque el éxito en su filmografía es la identidad que le da a cada cinta.

De igual forma, el realizador avisa que más que nada, hace un cine neo-noir, algo que se ve en cintas como Memento y Origen, aunque otras son de género bélico como su más reciente película Dunkerque.

“Con el noir defines el carácter a través de la acción. Los personajes pueden hablar de su motivación, pero no confías en ellos, sino que esperas a ver qué hacen y qué se hacen entre sí. Creo que es la forma más fuerte de caracterización. De ahí que en cada película que he hecho, incluso en ciencia ficción como Interstellar o de acción, como las películas de El caballero oscuro, siempre haya una dinámica subyacente de cine negro: juzguemos a los personajes por lo que hacen en lugar de lo que dicen".

ÚLTIMA HORA

El sello personal de Nolan está en su trilogía sobre Batman, con la cual revolucionó el género de superhéroes para siempre.

"Es un superhéroe, pero está basado en ideas de culpa y de miedo. Y no tiene superpoderes aparte de su riqueza. De modo que resulta muy identificable y humano”, argumentó.
En su opinión, el éxito de las tres películas protagonizadas por Christian Bale reside en cambiar de género en cada entrega y definirlas por su antagonista.

Nolan considera Batman Begins (2005) como el viaje del héroe, la historia de sus orígenes, por lo que el villano Ra's al Ghul, “es un mentor convertido en enemigo”. Para la secuela, El Caballero de la Noche (2008), “siempre fue un drama criminal en el molde de una película de Michael Mann como Heat (1995). Y el adversario ideal es un un terrorista, un agente del caos desatado”. Por último, en el epílogo, El Caballero de la Noche Asciende (2012), el realizador se decantó por la épica histórica. “Es una película de guerra, con Bane como un enemigo militarista”.