#ESPECIAL: Ladrones de la Navidad

¿Quién ganará la batalla entre El Grinch y Jack Skeleton?

Navideño Foto: Staff Sexenio

El Grinch es una criatura verde y peluda que vive al norte de la Villa de los Quién, donde todos aman la Navidad excepto él. Nadie sabe con certeza la razón, probablemente porque su corazón era dos veces más pequeño.

Tras haber soportado cincuenta y tres años el júbilo de los Quien cada Nochebuena: cantos, banquetes, risas, juguetes; El Grinch tuvo una horrible idea: robarse la Navidad. 

Confeccionó un traje de Santa Claus, le ató un gran cuerno de reno a su perro Max, cargó unas bolsas y viejos sacos en un trineo destartalado y bajó del monte Crumpit rumbo a cada una de las casa de los Quien. 

Tomó todos los regalos, adornos y árboles de los hogares, dejando sólo ganchos, algunos cables y la única partícula de comida del tamaño de una migaja tan pequeña, incluso para los ratones.

De regreso a la cima del monte, pensaba que los Quien, al despertar, descubrirían que no llegaría la Navidad y llorarían. Sin embargo, al mirar fijamente hacia la Villa, se dio cuenta que el sonido que emanaba era de felicidad y que todos estaban cantando sin que hubiera regalos, adornos, árboles, cintas, paquetes, bolsas y comida. 

El Grinch se pasó tres horas pensando hasta que le dolió la cabeza, entonces se dio cuenta que la Navidad no viene de una tienda, sino que significa algo más. 

Su corazón aumentó de tamaño tres veces y hasta que ya no se sintió tan pequeño, regresó los regalos y la comida para el banquete navideño e incluso, él mismo probó una bestia asada. 

Jack Skeleton

También conocido como ‘El rey calabaza’, es un esqueleto encargado de las fiestas de Halloween.

Cuando Jack viaja a la Villa Navideña se da cuenta de la alegría que hay en vísperas de Nochebuena y decide hacer suya la fiesta de la Navidad.

Pide a brujas, vampiros y monstruos que habitan Halloween Town que le confeccionen un traje de Santa Claus, juguetes para los niños, así como un trineo con sus respectivos renos; para que todos sean parte de esta fiesta que lo dejó encantado.

Papa Noel es secuestrado y cae en manos del Oogie Boogie, a fin de que Jack ocupe su lugar y entregue los horribles juguetes que las criaturas han diseñado con mucho entusiasmo.

Jack comienza la osadía entregado los regalos, pero estos comienzan a atemorizar a familias enteras, ocasionando un caos, mientras la gente se pregunta “¿dónde está Santa Claus y quién es aquél que lo usurpa?”

‘El rey calabaza’ logra entender lo que sucede hasta que su trineo es derribado y cae a un cementerio, donde sabe que debe regresar todo a la normalidad, pues Santa Claus está encargado de la Navidad, tanto como él debe hacer gritar a la gente en Halloween. 

Se enfrenta al Oogie Booggie, quien estaba a punto de devorar a Papa Noel. Jack se disculpa y le pide al viejo de la Navidad que rescate esta fiesta que tanto le gustó. 

A punto de concluir la Nochebuena, las criaturas de Halloween Town ven el trineo de Santa Claus, quien deja a su paso una caída de nieve para que estos tengan un poco de la Navidad de la que Jack Skeleton les había hablado con tanto entusiasmo. 

Veredicto

El Grinch es un personaje creado por Dr. Seuss, protagonista de su libro infantil “¡Cómo el Grinch se robó la Navidad!”, donde critica la manera en que esta festividad se ha vuelto comercial y reprueba la explotación de esta época a cambio de beneficios económicos.

Por su parte, Jack Skeleton es la estrella principal de “Pesadilla antes de Navidad”, película producida por Tim Burton, donde a través de musicales, el personaje cae en la cuenta de lo que realmente significa la Navidad y entiende que debe dejar que el curso de la vida marche como siempre, para no alterar lo que pasa alrededor. 

Aunque ambos se roban la fiesta navideña, lo hacen por motivos completamente diferentes, pues mientras El Grinch odia esta fiesta y quiere acabar con ella, Jack queda encantado con ella y busca que todos la celebren.

Como bien se sabe, las fiestas decembrinas son épocas de amor, paz, fraternidad, cambios positivos en todos, incluso en quienes viven con resentimiento durante varios años.

Por eso, tras entender el sentido auténtico y con ello dejar crecer a su corazón, el ganador de esta batalla de ladrones de la Navidad es para El Grinch.

ÚLTIMA HORA