Peleas de gallos en Tailandia, negocio millonario

Algunos de los gallos pueden llegar a costar unos 163 mil dólares, y las apuestas pueden ascender hasta los 326 mil dólares.

pelea gallo Foto: Staff Sexenio

Las peleas de gallos, esas en donde las aves se agarran a picotazos y empujones, son una tradición legal en Tailandia que mueve cantidades enormes de dinero.

Queremos potenciar la economía a través de las peleas de gallos, para que se beneficien desde los agricultores y granjeros hasta los espectadores", explica a Efe el presidente de la Asociación para la Conservación de los Gallos de Pelea en Tailandia, Lerdchai Horbunluekit.

Si bien, no hay datos oficiales sobre la derrama económica que genera esta polémica actividad, algunos de los gallos pueden llegar a costar unos 163 mil dólares, y las apuestas pueden ascender hasta los 326 mil dólares.

En la provincia de Samut Prakan se levantó el estadio de Terdthai, apodado el templo de las peleas de gallos en Tailandia y que acoje peleas cada primer y tercer domingo del mes.

La mayor bolsa registrada y el record nacional es de 1.1 millón de dólares en febrero de 2018.

Aunque en Tailandia las apuestas son ilegales, la Ley de Juego de 1935 cuenta con una provisión por la cual el Ministerio de Interior concede licencias especiales -que hay que renovar por cada evento- para las peleas de gallos, con un máximo de tres eventos al mes.

Un deporte reconocido como "tradicional" por la Ley contra el Maltrato Animal, de 2014, con la condición de que los animales no sean torturados o mueran durante la contienda.

Trabajamos (junto al ministerio de Interior) en varias leyes para ampliar la protección de los gallos", asegura Lerdchai.

ÚLTIMA HORA